Inicio  /  Historias
CRIMEN Y SEGURIDAD

Jefe de policía de escuelas de Uvalde: “No sabía que estaba a cargo en la escena del tiroteo”

Pete Arredondo dijo que creía que otro oficial tenía  el control de la situación

Pete Arredondo, jefe de policía del distrito escolar de Uvalde en Texas declaró que no sabía que él “estaba a cargo de la escena del tiroteo” que costó la vida de 21 personas, entre ellas 19 niños.

N+ te recomienda: Policía de Uvalde defiende respuesta durante matanza en primaria

El jefe de policía escolar de Texas, criticado por sus acciones durante uno de los tiroteos más mortíferos en la historia de los Estados Unidos, dijo en sus primeras declaraciones más amplias desde la masacre que no se consideraba a sí mismo como la persona a cargo mientras se desarrollaba el tiroteo. Dijo que asumió que era otra persona la que había tomado el control de la respuesta policial.

Pedro “Pete” Arredondo, de 50 años,  también le dijo a The Texas Tribune que intencionalmente dejó las radios de la policía y del campus antes de ingresar a la Escuela Primaria Robb.

Arredondo asegura que no sabía que él estaba a cargo durante el tiroteo en Uvalde | Foto: Twitter / USA Today Network

Arredondo explicó que creía que llevar radios lo retrasaría al entrar a la escuela y que sabía que las radios no funcionaban en algunos edificios escolares. También dijo que no se consideró como el comandante a cargo de la escena y no dio ninguna instrucción para entrar en el edificio.

“No di ninguna orden”, dijo Arredondo. “Pedí ayuda y pedí una herramienta de extracción para abrir la puerta”.

Salvador Ramos de 18 años mató a 19 niños y dos maestras detrás de la puerta de un aula cerrada con llave que, según el jefe, estaba reforzada y no podía ser derribada

Arredondo le dijo al mismo medio que desde el pasillo de la escuela, usó su teléfono celular para pedir equipo táctico, un francotirador y llaves para entrar al salón de clases. Aseguró que se mantuvo alejado de la puerta durante 40 minutos para evitar provocar más disparos y que probó con docenas de llaves que le proporcionaron, pero ninguna funcionó.

Las acciones de Arredondo han estado bajo un escrutinio cada vez más intenso por parte de funcionarios estatales y expertos capacitados en respuestas a tiroteos masivos.

Pero Arredondo defendió sus acciones y las de otras fuerzas del orden. “Ningún oficial que respondiera jamás dudó, ni por un momento, en ponerse en riesgo para salvar a los niños”, explicó.

“Respondimos a la información que teníamos y tuvimos que ajustarnos a lo que fuera que enfrentáramos. Nuestro objetivo era salvar tantas vidas como pudiéramos”.

Arredondo ha rechazado las peticiones de varios medios y agencias para dar más declaraciones y justificar sus acciones.