Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Bolsonaro le dice “mocosa” a Greta Thunberg y ella responde

La activista sueca denunció la matanza de indígenas defensores de la Amazonia
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
AP Photo

El presidente de Brasil tachó a Greta Thunberg de ser una “pequeña mocosa” luego de que la activista sueca criticara al gobierno de Jair Bolsonaro por permitir el asesinato de indígenas que defienden la Amazonia.

Te recomendamos: Miles participan en Marcha por el Clima con Greta Thunberg, en Madrid

El domingo, 8 de diciembre, la ambientalista de 16 años publicó un tuit que exhibe los ataques contra el pueblo guayayara que habita el estado de Maranhão, al norte de Brasil.

Los pueblos indígenas están literalmente siendo asesinados por tratar de proteger el bosque de la deforestación ilegal. Una y otra vez. Es vergonzoso que el mundo permanezca en silencio sobre esto.

En una entrevista ofrecida el martes a la prensa, los medios le preguntaron al mandatario brasileño sobre la denuncia pública de la joven Greta, lo que irritó al señor Bolsonaro.

Greta ha estado diciendo que los indios han muerto porque estaban defendiendo el Amazonas. Es sorprendente cuánto espacio le da la prensa a esta pequeña mocosa.

Aunque al inicio de su respuesta, el presidente de Brasil se refirió a Greta como “esa niña”, luego utilizó el calificativo pirralha, palabra que puede ser traducida como “mocosa”.

Así como con Donald Trump, Greta respondió de una manera muy sutil, cambiando la descripción en su biografía de Twitter a “Pirralha“.

Great Thunberg no es la primera personalidad internacional que se ve envuelta en una polémica con Jair Bolsonaro. Leonardo DiCaprio también provocó la ira del presidente brasileño, quien acusó al actor de financiar los incendios forestales en la selva.

El gobierno de Bolsonaro ha sido duramente criticado por grupos ambientalistas por darle luz verde a la deforestación de la Amazonia a una escala nunca antes vista.

Las políticas brasileñas han chocado con los grupos indígenas que viven en medio de la selva, lo que devino en varias manifestaciones públicas a lo largo del año.