Investigaciones sobre madre del autor de tragedia en Torreón reviran a secretario del estado

Presuntamente la mujer fue degollada en 2010, pero un acta de defunción junto a una serie de investigaciones indican lo contrario
La madre del niño autor de la balacera en un colegio de Torreón murió asesinada. (Foto: Luis Rivera/Cuartoscuro)

El secretario de Gobierno de Durango, Adrián Alanís, informó hace unos días que la madre del niño de 11 años, autor del tiroteo en el Colegio Cervantes, habría sido violentamente asesinada en 2010, pero una serie de investigaciones desmienten esta información.

Te recomendamos: Armas que usó niño durante tiroteo en escuela de Torreón eran de su abuelo

De acuerdo con información del Secretario de Gobierno de Duranto, Yezmine Natali Betts, madre del menor, habría sido “degollada”.

“Si vemos la forma en que falleció la mamá del niño, que parece que fue degollada. El papá parece que estuvo preso en Estados Unidos por cuestión de narcotráfico. Todo ese tipo de acciones, lamentablemente muchos de los padres de familia no se dan cuenta que con sus acciones están dañando la vida y futuro de sus niños”.

Sin embargo, en las más recientes investigaciones del equipo de En Punto con Denise Maerker, y de la Fiscalía General de Coahuila, Yezmine Natali murió a causa de una complicación quirúrgica cuando se le realizaba una cirugía en junio de 2014. Su ingreso a quirófano fue en consecuencia de la diabetes que padecía.

Por otra parte, en redes sociales varios usuarios han retomado la imagen compartida por la cuenta RSD en la que aparece una presunta acta de nacimiento sobre Yezmine. En esta se reafirma que la causa de muerte de Betts no fue de tipo violenta. Quien sí murió asesinada en 2010 fue la abuela materna del menor.

Las cuentas del abuelo y del padre fueron congeladas

En este mismo noticiero se informó que el menor autor del tiroteo vivía en un entorno rodeado de armas e ilegalidad. Su padre, Juan Andrés ‘N’ de 37 años, acababa de salir de prisión.

La Unidad de Inteligencia Financiera congeló las cuentas del padre y el abuelo del niño de 11 años por presentar movimientos incongruentes con sus actividades económicas.

Hasta el momento, las investigaciones hacia la familia del menor siguen su curso para determinar con precisión lo que lo condujo a perpetuar el crimen.

Con información de Noticieros Televisa y Meganoticias Durango