Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Influencer finge viajar a una isla paradisiaca pero, en realidad, se tomó fotos en una tienda de muebles

Natalia Taylor quería demostrar lo fácil que puede ser engañar a los usuarios de redes sociales
Influencer viajeros de Instagram que resultan "fake". (Foto: @natalia__taylor/Instagram)

En redes sociales los usuarios tienen la posibilidad de dar la imagen que quieran de sus vidas, tal como lo demostró la influencer Natalia Taylor, quien fingió irse de vacaciones a Bali. En realidad, las fotos de su viaje, publicadas en Instagram, las tomó en una tienda de muebles.

Te recomendamos: Perro callejero se vuelve viral por colarse en fotos de quinceañera

La instagramer Natalia Taylor publicó en su cuenta fotografías que, según ella, habían sido tomadas en Bali, un popular destino turístico de Indonesia.

Foto: @natalia__taylor/Instagram

Foto: @natalia__taylor/Instagram

“La reina ha llegado #bali”, escribió Taylor.

Foto: @natalia__taylor/Instagram

Foto: @natalia__taylor/Instagram

“Té no es lo único que tomo”, se lee en otra de sus publicaciones.

Foto: @natalia__taylor/Instagram

“¿A dónde debería viajar después?”, escribió en Instagram.

Posteriormente, Taylor reveló la verdad en un video de YouTube: no había salido de viaje, sino que las fotos las tomó en una tienda de muebles. “No crean todo lo que ven”, advirtió.

No es la primera vez que la joven desenmascara las mentiras de las que se valen los influencers. En otra ocasión, demostró como un popular usuario de la red socia TikTok, Paul Zimmer, luego de cerrar su cuenta, abrió otra con otro nombre.

También tiene un video en el que explica que “photoshopear” fotos es una práctica muy común entre influencers. “Te sorprendería ver cuántos influencers de hecho editan sus fotos”.

Y es que editar las fotos de uno mismo “no es bueno para la salud”, “ni para ti, ni para nadie”, dice.

Influencers, desenmascarados

Otros influencers, como Gabbie Hanna, Byron Denton, Carolyn Stritch o George Mason han demostrado lo fácil que es engañar a sus seguidores con distintas dinámicas.

Por ejemplo, Mason, editó fotos suyas, tomadas en la comodidad de su casa, para aparentar que viajó por Europa.

“En los últimos ocho días he visitado cinco países sin siquiera salir de mi cuarto”.

Curiosamente, sus seguidores descubrieron el engaño por su calzado. Resulta que los tenis que supuestamente traía cuestan cientos de dólares.