Ofrecen recompensa para encontrar a asesinos de un alce blanco en Canadá

Animal sagrado de la comunidad yurok, el alce blanco es un animal protegido por la ley
Indígenas ofrecen recompensa por asesinos de alce blanco en Canadá. (Imagen: Especial)

En Canadá se ha levantado una ola de indignación tras darse a conocer el asesinato de un alce blanco, animal que además de ser protegido por la ley, se considera sagrado para la nación indígena yurok.

Te recomendamos: Este enorme cocodrilo aterrorizó a vecinos de Florida tras el huracán Eta

Los hechos ocurrieron el 5 de noviembre en la región de Foyelet, ubicada en la provincia de Ontario, donde una hembra de alce blanco fue encontrada en una carretera. Había sido asesinada por cazadores que abandonaron su cadáver a un lado del camino, en una zona llena de letreros que advierten que es ilegal matar a este animal.

El crimen despertó severas críticas así como la indignación de la comunidad yurok, que considera que matar a un alce blanco es inmoral. Para ellos, los alces blancos representan “espíritus sagrados” que mantienen el equilibrio entre los humanos y la naturaleza.

Ante el crimen, la comunidad yurok ofrece 6 mil dólares estadounidenses para quien entregue información que lleve hacia los cazadores. El ofrecimiento fue secundado por una empresa local que ofrece otros 2 mil dólares.

Además de su valor para los yurok, el asesinato ha levantado indignación al tratarse de un animal que no se ve con frecuencia. En las últimas décadas los avistamientos de estos espectaculares animales se han reducido ampliamente en los bosques canadienses y desde hace 7 años son objeto de protección especial.

En 2013 se hizo ilegal matar un alce blanco, luego de un polémico caso en el que tres cazadores mataron un ejemplar y se quedaron como “trofeo” la ornamenta y la cabeza del animal.

“Me entristece que alguien matara a un animal tan hermoso. Nadie sabe cuántos hay, así que la pérdida de uno solo de estos espíritus es demasiado. Todo el mundo está indignado y triste. ¿Por qué le dispararon?”, declaró Murray May, jefe de la nación indígena yurok.

Con información de Plumas Atómicas