Un hombre pierde su empleo por insultar a su jefe “sin querer”

Gustavo grabó un mensaje de voz para su jefe, el cual no detuvo cuando llegó el resto de sus compañeros a donde él se encontraba.

Foto: Hombre triste frustrado fondo negro. 16 septiembre 2019.

Un mensaje de voz terminó con su empleo. (Pixabay/StockSnap)

Gustavo Monjes, un panadero y empleado argentino, envió por error un mensaje de voz su jefe por WhatsApp, en el que lo llamaba “hijo de pu%#”.

Te recomendamos: ¿Cómo saber si tu cuenta de WhatsApp fue hackeada?

Todo comenzó cuando Gustavo grabó un mensaje de voz que olvidó detener, por lo que al llegar sus compañeros donde él se encontraba, se sintió con la confianza de decir que tenía registrado a su jefe con las siglas “HDP” -que quiere decir Hijo De Puta- en su teléfono.

Segundos después, mientras una llamada entró al teléfono de Gustavo, el mensaje se envió por error, y el superior del panadero pudo escuchar lo que se decía de él.

Pese a que Gustavo fue despedido, ha dicho a medios locales que desea enmendar su equivocación y recuperar su empleo, el cual necesita para proveer a su familia integrada por tres niños.

Las cosas no venían bien entre nosotros y por eso lo había guardado así. Lo hice porque estaba enojado con él porque no me facilitaba un dinero que yo quería y venía tensa la cosa porque habíamos discutido y estaba enojado”

Dijo Gustavo.

Éste trató de establecer el diálogo con su antiguo empleador, pero al no recibir una respuesta decidió ponerse en contacto con su abogado y buscar una solución que lo proteja del desempleo.

Esperé tres días para ver si reaccionaba. Él sabe de mi situación. Después de ese tiempo mandé un abogado e hice una carta documento para encontrar una solución.

Pese a que la causa del despido pareciera obvia, para Gustavo no tiene justificación debido a que su trabajo era realizado en tiempo y forma, incluso rebasando las horas laborales estipuladas entre los dos.

¡Cuidado! este mensaje de WhatsApp busca robar tus datos

Con información de Cadena 3
CARGANDO...