Hombre mató a su bebé porque no lo dejaba “jugar videojuegos”

Joseph William McDonald se declaró culpable de haber matado al pequeño Lucas
(Imagen: Facebook)

En Victoria, Australia, un hombre de 23 años mató a su hijo porque no lo dejaba jugar ni concentrarse en su PlayStation. El bebé apenas tenía siete semanas de edad.

Te recomendamos: Madre asesinó a sus dos hijas con el fin de vender sus órganos

Joseph William McDonald, de 23 años, se declaró culpable de un cargo de homicidio infantil en una audiencia en Victoria, Australia, el viernes 4 de diciembre.

McDonald había arremetido contra Lucas porque su llanto le impedía concentrarse en sus juegos de PlayStation.

El día del incidente la madre del bebé, Samantha, escuchó que el llanto de Lucas era distinto al usual mientras estaba en la cocina. Más agudo y más alto.

Cuando le preguntó qué le pasaba, McDonald respondió que simplemente había estado “acurrucando” al bebé.

Lucas también comenzó a rechazar su leche, lo que su madre pensó que debía ser parte de una reacción a un golpe que recibió esa mañana.

Como Lucas no mejoró esa noche, Samantha lo llevó a un hospital en Benalla, desde donde lo trasladaron al Hospital Infantil Monash en Melbourne.

McDonald inicialmente mintió a su pareja y a los médicos sobre lo que había sucedido, alegando que accidentalmente presionó demasiado fuerte en la parte posterior de la cabeza de Luke, lo que retrasó el diagnóstico de un traumatismo contundente.

Más tarde, los escaneos mostraron que las lesiones de Lucas no pudieron haber sido accidentales, lo que llevó a McDonald a huir del hospital.

Lucas fue declarado muerto el 29 de octubre de 2019.

Lucas con su madre, Samantha (Imagen: Facebook)

McDonald se entregó después de que la policía publicara imágenes y fotos suyas como parte de una persecución en todo el estado australiano.

Más tarde se descubrió que había buscado en internet cómo tratar los problemas de manejo de la ira en las semanas anteriores a la muerte de Lucas.

También había enviado mensajes a Samantha para decirle que lamentaba ser el “peor padre” y la “peor pareja”.

El abogado de McDonald dijo en documentos judiciales que su cliente sufría problemas de manejo de la ira y que el incidente había sido un “acto espontáneo de ira”.

Se cree que golpeó la cabeza de Luke contra el suelo mientras lo sacudía, informaron medios locales.

La madre del bebé dijo en la corte:

“Has roto mi confianza por completo. Me has traicionado absolutamente. Lucas se merecía sentirse seguro y protegido por su papi. No mereces el perdón. Tampoco mereces el título de padre.

McDonald será sentenciado a finales de este mes y enfrenta hasta 20 años de cárcel.

Con información de Herald Sun