Inicio  /  Historias
ARTE Y CULTURA

Estas son las palabras más hermosas que el náhuatl le regaló al español

Muchos la consideran una de las palabras más hermosas del idioma español.

‘Apapacho’, viene del náhuatl ‘apapachoa’, según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) es una “palmadita cariñosa o abrazo”.

Apapachoa quiere decir “abrazar o acariciar con el alma”.

La palabra ‘apapacho’ es usada en México y Centroamérica, y como su vocablo de origen indica, va más allá del simple contacto físico. Es un cariño, consuelo, mimo o ternura.

Hay quienes aseguran que ‘apapacho’ viene de ‘patzoa’, que se traduce como ‘apretar’. Otros sostienen que se relaciona con la palabra ‘apachurrar’, sinónimo de ‘despachurrar’, según la RAE.

De modo que el verbo ‘apachurrar’ podría estar vinculado con el guacamole, ya que para prepararlo es necesario apachurrar aguacates. Y, claro, tanto ‘guacamole’ como ‘aguacate’ viene del náhuatl (‘ahuacatl’ y ‘mulli’).

Guacamole. (Fuente: AP Photo/Matthew Mead)

Y la relación de palabras continúa: ‘ahuacatl’ también quiere decir ‘testículo’.

Lee también:

¿Cuales son los nombres de origen indígena más populares en México?

Náhuatl y comida

La cultura náhuatl hizo múltiples aportaciones tanto a nuestro léxico como a la cocina latinoamericana; por ejemplo: el chile, el tomate, los cacahuates y el cacao.

Una de las mayores aportaciones del náhuatl es uno de los dulces más populares a nivel mundial: el chocolate, de ‘xoco’ (amargo) y ‘atl’ (agua). Aunque originalmente el xocolatl era una bebida amarga y picante.

La famosa bebida de orígen náhuatl. (Fuente:
elgourmet/YouTube)

Mientras que el chile viene de ‘chilli’, el nombre que los aztecas le daban a la picosa fruta.

‘Tomate’ viene de ‘tomatl’, “cosa gorda”. ‘Cacahuate’ proviene de ‘tlacacahuatl’, “cacao de tierra”. ‘Tamal’ viene de ‘tamalli’, “especie de empanada de masa de harina de maíz, envuelta en hojas”. El nombre de la goma de mascar o chicle se origina de la palabra ‘tzictli’, cosa pegajosa.

Las múltiples aportaciones del náhuatl al español

Gracias al náhuatl, tenemos nombres bellos para cosas y seres bellos; por ejemplo, el nombre del quetzal, ave nacional de Guatemala, quiere decir en náhuatl “plumaje hermoso”.

Lee también:

Esta es la razón por la que llamamos “chichis” a los senos

Otras palabras de interesante sonoridad que el náhuatl le aportó al español son: hule (de ‘ulli’, caucho o goma elástica, y petaca, como llamamos a un baúl o maleta.

También tenemos ‘achichincle’, que literalmente quiere decir “que chupa agua”; es una palabra que se utiliza para referirse a un subalterno o, peyorativamente, a alguien con actitud servil.

Un bello juguete, el cometa o papalote, en náhuatl quiere decir ‘mariposa’.

En fin, hay múltiples palabras que el español tomó de la lengua náhuatl.

Con información de BBC Mundo