Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

¿Hay una pastilla para borrar los recuerdos dolorosos?; un experto tiene la respuesta

Una combinación de terapia y medicamentos podría ser la clave
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
¿Hay una pastilla para olvidar y volver a enamorarse? (Foto: Pixabay)

¿Hay una pastilla para olvidar los recuerdos dolorosos? Un investigador canadiense dice haberla descubierto.

Te recomendamos: Maestra ayuda a alumno rechazado a ganar concurso del día de San Valentín

El secreto para “editar” los recuerdos de una ruptura amorosa está en una combinación de terapia y un beta bloqueador, el propranolol (un medicamento para la hipertensión), según Alain Brunet, un doctor que ha pasado 15 años estudiando el trastorno por estrés postraumático (TEPT), trabajando con veteranos de guerra, personas que padecieron ataques terroristas y víctimas de crímenes.

La investigación de Brunet se ha enfocado en las llamadas terapias de reconsolidación que puede ayudar a eliminar el dolor emocional de un recuerdo traumático.

¿En qué consiste la terapia?

Una hora antes de asistir a terapia el paciente debe tomar una pastilla de propranolol, durante la sesión debe escribir un recuento de su trauma y luego lo leerá en voz alta.

“A menudo cuando evocamos un recuerdo, si hay algo nuevo que aprender el recuerdo se desbloqueará y tu podrás actualizarlo, y después se volverá a guardar”, explica Brunet.

Sin embargo, la comparación con la trama de la película Eternal Sunshine of a Spotless Mind (“Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”) no es del todo apta. Brunet aclara que los recuerdos no desaparecen después de la terapia de reconsolidación, sino que simplemente dejan de doler.

Lo anterior se debe a la manera en que nuestra mente almacena nuestra historia: los recuerdos neutros se guardan en el hipocampo del cerebro, pero las emociones se quedan en la amígdala. El propranolol actúa sobre las emociones en la amígdala.

La terapia propicia “actualizar” el recuerdo que después de la sesión será menos emocional. Según Brunet, 70% de los pacientes logran su recuperación tras la terapia.

Si bien el trabajo del investigador tiene aplicación para las llamadas “traiciones románticas”, también tiene otras aplicaciones. Por ejemplo, Brunet lanzó un programa en Francia después de los ataques terroristas en París y Niza, con el que formó a unos 200 médicos con esta terapia para que ayuden a tratar a víctimas, testigos y trabajadores de emergencia.

Vía BBC