Planeta que podría ser habitable se acerca rápidamente a la Tierra

Aproximación visual de la posible apariencia del planeta descubierto (ESO/M. Kornmesser).

Ross 128b es el nombre de un nuevo planeta de tamaño similar al de la Tierra que está a “solo 11 años luz de nosotros” y que tiene un clima relativamente templado que lo convierte en uno de los mejores candidatos para convertirse en el nuevo hogar de la humanidad.

Al principio la comunidad de astrónomos pensó que la estrella enana roja que orbita este extraño planeta podría ser proclive a sufrir erupciones de rayos X y ultravioleta que imposibilitan el desarrollo de vida sobre su superficie, pero luego de estudiar bien este astro, se determinó que este es diferente a los demás de su tipo, pues es uno de las más estables que hay en el cosmos.

Esta coincidencia cósmica permite que en la superficie de Ross 128b se registren temperaturas que van desde los -60 grados hasta los 20°C.

Otra peculiaridad que ha fascinado a los científicos es que este exoplaneta rocoso se está acercando a nosotros a una velocidad relativamente alta (para estándares cósmicos) y constante.

Los astrónomos calculan que en un plazo de 79 mil años, Ross 128b se convertirá en el exoplaneta más próximo al Sistema Solar, lo que le suma aún más puntos como el candidato ideal para albergar vida terrestre.

De acuerdo al portal New Scientist, se descubrió la existencia de este exoplaneta tras estudiar leves cambios gravitacionales ocasionados por el movimiento del planeta y la estrella que orbita.

Para tales efectos se usó el espectógrafo HARPS (High Accuracy Radial Velocity Planet Searcher) o “Explorador de Planetas de Velocidad Radial de Alta Precisión”, ubicado en el observatorio La Silla, en Chile.

Por el momento no se tienen muchos datos sobre la apariencia del planeta o su composición. Apenas se conoce que podría ser rocoso, pero hasta ahora los astrónomos solo tienen teorías y cálculos que les permiten conocer su trayectoria, masa, distancia respecto a su estrella y a la Tierra.

Sin embargo, por falta de más información, los especialistas prefieren no clasificarlo todavía como planeta habitable, pues se desconoce si su superficie rocosa podría ser helada, tóxica o increíblemente caliente.

Así luce Proxima Centauri.

A pesar de todos estos datos, Ross 128b sigue siendo un candidato mucho más viable para habitar que Proxima Centauri b, el exoplaneta más cercano a nosotros y, hasta ahora, el más atractivo para colonizar.

Sin embargo, visitar este astro o Ross 128b sigue siendo una aventura tecnológicamente imposible, pues actualmente no existe nave que pueda viajar hasta allá con una tripulación humana.