Descubren material dentro de un meteorito que podría ser más antiguo que la Tierra

Estos objetos nos pueden contar "cómo se formaron las estrellas en nuestra galaxia"
Fragmento del meteorito Murchison (United States Department of Energy; Carl Henderson. - http://www.anl.gov/Media_Center/Image_Library/images/fermi-dust.jpg; en:Image:Murchison-meteorite-ANL.jpg, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1673994)

Más allá del espectáculo o la devastación que provocan los impactos de meteoritos en nuestro planeta, estos cuerpos celestes suelen traer consigo nuevas pistas sobre los misterios sin resolver del cosmos o del origen de nuestra galaxia.

Te recomendamos: Meteorito que cayó en la Tierra contiene un mineral nunca antes visto en la naturaleza

El meteorito Murchison es uno de estos objetos, el cual trae consigo material que puede ser más antiguo que la Tierra y que incluso puede preceder la formación de nuestro Sol, hace 4.6 mil millones de años.

Los fragmentos que surgieron de la explosión de este meteorito de 100 kilogramos cayeron sobre el estado de Victoria, ubicado al sureste de Australia, el 28 de septiembre de 1969. El más grande de estos fragmentos fue trasladado al Museo Field de Chicago para ser analizado por diversos equipos de especialistas.

El más reciente de estos estudios fue encabezado por Philipp Heck, cuyo equipo se concentró en el análisis de 40 granos de carburo de silicio. Estas diminutas piezas interestelares miden menos de un milímetro, pero su composición es más dura que la de un diamante y más vieja que el Sistema Solar donde ahora reside.

“Este es uno de los estudios más fascinantes en los que he trabajado”, dijo el doctor Heck, cosmoquímico de la Universidad de Chicago. “Estos son los materiales sólidos más antiguos jamás encontrados, y nos cuentan cómo se formaron las estrellas en nuestra galaxia”.

Para calcular la edad de la muestra, los investigadores tuvieron que medir la frecuencia del cambio en la composición atómica del material al impactar los granos de carburo de silicio con rayos cósmicos.

Lo que los resultados arrojaron fue que los granos “presolares” tienen una antigüedad que, en efecto, supera a nuestro Sistema Solar, pero la edad tiende a variar. Algunos granos eran bastante viejos, más de 5.5 mil millones de años, pero la mayoría de ellos eran más “jóvenes”, entre 4.6 y 4.9 mil millones de años. Las cifras pueden ser consultados en la revista académica PNAS.

“Algunas personas piensan que la tasa de formación estelar de la galaxia es constante”, indicó el doctor Heck en un comunicado. “Pero gracias a estos granos, ahora tenemos evidencia directa de un período de formación estelar avanzada en nuestra galaxia hace 7 mil millones de años, con muestras de meteoritos. Este es uno de los hallazgos clave de nuestro estudio”.

Con información adicional de Science Alert.