Hallan libros envenenados en una biblioteca

Tal como en la película El nombre de la Rosa
Fuente: AP Photo/Seth Wenig

Las páginas de tres volúmenes al alcance del público en una universidad de Dinamarca estaban envenenadas.

Por años, los libros estuvieron disponibles para los usuarios de la Universidad de Southern Denmark, en Esbjerg, Dinamarca, hasta que descubrieron que habían sido impregnados con arsénico.

Dicho elemento químico puede tener consecuencias letales, desde intoxicación hasta cáncer. Se le conoce como el rey de los venenos, con 0.15 gramos se puede terminar con la vida de una persona de 75 kilos.

Esta situación recuerda la novela El nombre de la Rosa, de Umberto Eco, ahí se lee la historia del libro mortal de Aristóteles, envenenado por un monje. El tomo provoca la muerte a los lectores que se lamen los dedos al pasar las páginas tóxicas.

Lee también:

El libro impreso más antiguo de la historia es “El sutra del diamante”

Jakob Povl Holck y Kaare Lund Rasmussen son los profesores que hicieron el macabro descubrimiento. Los textos de los siglos XVI y XVII eran difíciles de interpretar debido a una extensa capa de pintura verde que obstruía la lectura. Así que decidieron llevarlos al laboratorio para analizarlos con rayos X.

El pigmento verde contenía arsénico, probablemente, por razones estéticas. Sin embargo, el contacto constante con la piel puede resultar dañino para la salud.

Holck y Rasmussen tiene otra teoría: creen que las páginas fueron cubiertas con la mortal sustancia para protegerlas contra “insectos y alimañas”.

Fue hasta el siglo XIX cuando se descubrió que este elemento es tóxico, por lo que fue descartado como pigmento.

Con información de El Clarín