Inicio  /  Historias
CORRUPCIóN

¿Habrá multa o cárcel para ‘influencers’ que hicieron propaganda al Partido Verde?

El INE señaló que los mensajes de los 'influencers' violaron el periodo de veda electoral

En las primeras horas de la jornada electoral del 6 de junio surgieron acusaciones contra varios influencers de recibir un pago por difundir mensajes proselitistas a favor del Partido Verde Ecologista de México durante la veda electoral. ¿Habrá cárcel o una multa para estas personalidades de las redes sociales?

Te recomendamos: Alfredo Adame se queda en último lugar: No alcanza ni el 1% de los votos

Si bien no es ningún delito que un ciudadano comparta su opinión política en las redes sociales, el problema es que estas figuras públicas presuntamente cobraron por difundir propaganda electoral a favor de un partido en plena veda electoral. Al existir una pauta, los influencers podrían clasificarse como un medio de difusión.

Recordemos que la veda electoral es un periodo de tres días entre el cierre de campañas y el día de de los comicios. Durante este periodo se instruyen diferentes medidas, tanto a los partidos como a los medios de comunicación, encaminadas a que los ciudadanos puedan reflexionar su voto sin presiones externas.

La veda electoral prohíbe, por ejemplo, la difusión de encuestas, la organización de mítines o la difusión de propaganda. Luego de que el INE exigiera el retiro de esas publicaciones (casi todos como stories a través de Instagram) es muy probable que la autoridad electoral dicte una sanción al Partido Verde en los próximos días, la cual puede ser de una multa hasta la cancelación del registro.

Antes de llegar a ese punto, el INE deberá realizar una investigación a través de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, para luego enviar el expediente a la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En lo que respecta a los influencers que difundieron estos mensajes, estos individuos podrían estar sujetos a una multa de acuerdo a lo que determine la autoridad electoral. Los acusados podrían ampararse bajo el argumento de que estaban haciendo uso de su libertad de expresión como cualquier ciudadano, pero si se puede comprobar la existencia de una pauta o un convenio con el partido, entonces están en problemas.