¿Cuáles son los hábitos que ayudarán a mejorar tu memoria a largo plazo?

Con estos cinco hábitos podrás adquirir muchos más conocimientos y mantenerlos en el archivo de la memoria a largo plazo
Hábitos para mejorar la memoria a largo plazo. (Getty Images)

La memoria a largo plazo funciona como un archivo que acumula información por días, semanas y años, contrario a la memoria de corto plazo que puede durar segundos o minutos.

Te recomendamos: ¿Qué es el ayuno de dopamina?

Además, la memoria a largo plazo tiene una función emocional, ya que hace que recordemos incidentes del pasado que nos afectan emotivamente.

Aquí te decimos algunos ejercicios para mejorar la memoria a largo plazo.

  1. Masticar chicle. Esta actividad no solo mejora la actividad, sino también el humor, reduce el estrés y la ansiedad.
  2. Dormir bien por la noche. El sueño es vital para el almacenamiento de la información y el procesamiento de la memoria. De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Oxford ha comprobado que estudiar antes de dormir, es un método efectivo para retener el conocimiento.
  3. Utiliza todos tus sentidos. La mejor forma de recordar algo por un largo periodo de tiempo es a través de los sentidos, las cosas se recuerdan con mayor facilidad a través de las experiencias, por ejemplo, al leer en voz alta utilizas los sentidos de la vista y el oído simultáneamente y permite reforzar los conocimientos adquiridos.
  4. Enseña a alguien lo que aprendiste. Esto te permitirá consolidar tu memoria y reforzar las cosas difíciles de recordar o entender.
  5. Repasa múltiples veces. Repasar lo aprendido ayuda a reforzar la memoria, después de haber estudiado o aprendido algo, intenta repasar después de una hora, luego a las 3 horas, otra vez a las 6 horas y finalmente antes de dormir.

Hábitos para mejorar la memoria a largo plazo. (Getty Images)

Con estos cinco hábitos podrás adquirir muchos más conocimientos y mantenerlos en el archivo de la memoria a largo plazo.

Las diferentes estrategias de gimnasia cerebral permitirán desarrollar nuevas conexiones neuronales y ejercitar la memoria, ya que las conductas, rutinas y estilo vida, juegan un papel decisivo en cómo nuestro cerebro se activa, y cambia a nivel estructural.

Hábitos para mejorar la memoria a largo plazo. (Getty Images)

El cerebro tiene una gran capacidad de cambio y adaptación, pudiendo cambiar en función de nuestras experiencias y actividades cotidianas. De esta forma, puede mejorar, si lo estimulamos correctamente.

El cambio de hábitos y la práctica de actividades mentalmente estimulantes y retadoras, ayudan a mantener el cerebro activo, facilitando la creación de nuevas neuronas (neurogénesis) y conexiones. Nuestra memoria es una capacidad muy importante en nuestro día a día, y esta puede estimularse a través de diferentes prácticas y hábitos.

Con información de Noticieros Televisa

KAH