Guardián del libro sagrado de los mayas muere a los 112 años

Aniceto May Tun murió en Quintana Roo después de presentar cuadros de fiebre.
El libro sagrado de los mayas ahora será leído por Don Mauro (Foto: Pixabay)

La cultura maya ha perdido una pieza  importante de historia después de que se confirmara la muerte, a los 112 años, de Aniceto May Tun, escribano en el Centro Ceremonial de Tixcacal Guardia y la única persona autorizada para leer el A’ almaj T’aan, también conocido como el libro sagrado de los mayas macehuales.

Te recomendamos: Joven emprendedor difunde la cultura maya en plataformas digitales

Don Aniceto formaba parte del grupo de abuelos mayas y era muy conocido dentro de su comunidad gracias al tejido de hamacas realizadas con fibras de henequén.

Sin embargo, la importancia de May Tun principalmente radicaba en el proteger el libro sagrado de los mayas, mismo que guarda “todos los secretos y las profecías de lo que vendrá” en el futuro, de acuerdo a Marcos Canté, presidente de la cooperativa turística Xyaat.

Aniceto, que fue reconocido como escribano debido a su dedicación a la escritura de documentos, enfermó días atrás y presentó cuadros de fiebre hasta el momento de su muerte a las 12:30 horas de este 27 de agosto de 2020 en X-Pichil, una comunidad rural en Quintana Roo.

May Tun fue ‘declarado’ guardia del libro sagrado después de que Dionisio Itzab, su antecesor, le entregara esa responsabilidad desde hace varios años y, tras su muerte, ahora la responsabilidad recayó en Don Mauro, quien ahora será el guardián del A’ almaj T’aan. 

Entre los temas que se pueden leer en el libro sagrado se encuentran la viruela que afectó a la población maya en 1910; que Quintana Roo pudo ser entregado a Inglaterra; que las parejas solo podían casarse si sabían el rezo maya y que la humanidad no llegará más allá del año 2025, así lo mencionó el propio Don Aniceto al fotógrafo Serge Barbeau, quien en 2015 realizó un trabajo llamado “Últimos testigos de la Guerra de Castas”.

La muerte de Aniceto May Tun fue apenas dos días después del fallecimiento de Crescencio Pat Cahuich, otro miembro del grupo de abuelos mayas, por lo que esta comunidad perdió a dos personajes importantes de su historia en muy poco tiempo, aunque su sabiduría permanecerá en ella.

Con información de El Universal