Greenpeace presenta propuestas a AMLO para proteger el maíz nativo

Greenpeace AMLO López Obrador Maíz Cultivo

El futuro del cultivo de maíz, fuente de controversia. (Foto: Pixabay)

Greenpeace presentó una serie de propuestas encaminadas a la protección del maíz nativo al presidente electo Andrés Manuel López Obrador. La ONG recomienda, entre otras cosas, modificaciones a la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), así como precaución con las nuevas tecnologías aplicadas a la agricultura.

El petróleo será para consumo interno, anuncia AMLO en Tabasco

Entre las medidas propuestas están: la eliminación progresiva de cupos de importación de maíz amarillo etiquetado obligatorio de OGM para el consumo humano; dar las condiciones para contar con zonas libres de productos de este tipo; prohibición progresiva de 183 plaguicidas altamente peligrosos que se emplean actualmente; e incluso evitar por lo menos por tres administraciones la ratificación de funcionarios que han trabajado por los intereses de las empresas agrícolas transnacionales. Greenpeace incluso señaló a quienes, según ellos, está en esa situación:

“Tal es el caso de los titulares del Servicio Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Enrique Sánchez Cruz; de la Comisión de Evidencia y Manejo de Riesgos de la Cofepris, Rocío Alatorre Eden-Wynter; y la encargada de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de OGM, Sol Ortiz García quien factiblemente podría asumir un cargo en la Dirección General de Atención al Cambio Climático de la subsecretaria de Agricultura y quien está señala por comunidades mayas de Campeche de violar sus derechos indígenas en el marco de la consulta sobre el permiso de soya transgénica y de parcialidad durante su gestión”.

Desde el punto de vista de la organización, López Obrador tiene la oportunidad de hacer que México transite a un modelo de agricultura ecológica.

“Tiene enfrente la gran oportunidad de cambiar el actual modelo de agricultura industrial que utiliza más de tres cuartas partes de la extracción de agua; que es responsable de 17.5 por ciento de la degradación de suelo del país; que genera poco más del 19 por ciento de los gases de efecto invernadero; y ha puesto en riesgo la biodiversidad con monuocultivos y la salud de los trabajadores del campo con el uso masivo e indiscriminado de agroquímicos; 3.307 toneladas de plaguicidas son utilizadas por cada mil hectáreas”, señala Greenpeace.

La ONG dio su reconocimiento a la intención expresada por AMLO de lograr la soberanía alimentaria de México.

“Es necesario reorientar los recursos públicos hacia la apertura de mercados basados en el comercio justo y en los medios de distribución de la producción local para conseguir la sostenibilidad, así como hacia la generación de cadenas cortas agroalimentarias económicamente viables”.

Además, representantes de Greenpeace entregaron en las oficinas del próximo presidente un lienzo con la imagen del dios del maíz.

“Este cuadro es un reconocimiento, pero al mismo tiempo esperamos que sea un recordatorio permanente de las promesas de campaña que hizo en torno al rescate del campo”, declaró la representante de Greenpeace México, María Colín.

Con información de La Jornada

CARGANDO...