Si tienes ojos café, la ciencia tiene malas noticias para ti

mujer-ojos-marron-pleno-invierno-escenario-nevado

Mujer con ojos marrón aparece cubierta en un escenario nevado (Pixabay).

Científicos de la Universidad de Gales del Sur, Inglaterra, encontraron cierta relación entre la severidad de la depresión invernal y el color del iris de las personas.

Lee también: La ciencia confirma que tener una hermana te hace mejor persona

Según la conclusión de su estudio, la gente con ojos de color café suele sufrir los efectos de la llamada “depresión invernal” de forma más profunda que las personas con iris de colores más claros.

El profesor Lance Workman, uno de los encargados del estudio, explicó este efecto de la siguiente manera:

Como a través de los ojos azules entra más luz en el cerebro, puede que esto lleve a una mayor reducción de melatonina durante el día, siendo así que las personas con los ojos más claros son menos propensas a padecer depresión estacional”.

Por décadas se ha relacionado la época invernal en la que los días son más oscuros y la luz del Sol es relativamente más escasa que, por ejemplo, en primavera o verano, con la depresión de algunas personas.

A este fenómeno se le conoce comúnmente como “depresión invernal” y miles de personas alrededor del mundo la sufren en cierta medida.

De acuerdo a los investigadores ingleses, quienes tengan ojos marrones podrían ser más propensos a padecer este trastorno afectivo estacional, ya sea en otoño o invierno.

Los especialistas indicaron que este tipo particular de depresión también puede presentarse en verano, cuando los días son nublados.

Dichos resultados fueron presentados el jueves 3 de mayo en la conferencia anual de la Sociedad Británica de Psicología, en la ciudad inglesa de Nottingham, frente a decenas de estudiosos de todo el Reino Unido.

A esta conclusión se llegó tras encuestar a 175 estudiantes de la universidad donde se llevó a cabo el estudio, así como entre alumnos de la Universidad Girne American, en Chipre, al sur de Turquía.

Debido a que ambos grupos de jóvenes estaban separados geográficamente por miles de kilómetros, los investigadores pudieron determinar que quienes sufren más los efectos de la “depresión invernal” no son quienes viven en determinadas zonas del planeta, sino los que tienen ojos de color más oscuro.

Además, se descubrió que las mujeres son 40% más propensas a sentirse deprimidas durante las temporadas con menos luz solar, que los hombres.

Este dato proviene de una encuesta en línea realizada a poco más de dos mil personas en las que, por cada centenar de hombres con depresión invernal, había 140 mujeres sufriéndola.

CARGANDO...