Gemelas siamesas separadas con éxito en cirugía de 50 horas

Nacieron unidas por la cabeza y dos años después fueron separadas con éxito gracias al trabajo en equipo de 100 médicos.

Las probabilidades de que gemelos craneópagos sean sometidos a cirugía es de uno en 10 millones. (Getty Images)

Las probabilidades de que gemelos craneópagos sean sometidos a cirugía es de uno en 10 millones. (Getty Images)

La cirugía tuvo una duración de 50 horas y estuvo a cargo de expertos británicos, quienes hicieron posible que Saca y Marwa Ullah pudieran ser independientes luego de presentar, desde 2017, una alteración craneópaga.

Te recomendamos: Separan con éxito a bebés siamesas unidas por el hígado y los intestinos

Los costos del tratamiento fueron cubiertos por un benefactor que pagó el viaje de la familia desde Pakistán hasta el Hospital Great Ormond Street de Londres.

Saca y Marwa nacieron mediante una cesárea que afortunadamente pudieron resistir, ya que en casos de gemelos craneópagos es frecuente que los bebés pierdan la vida durante el parto o bien, durante las primeras 24 horas de vida.

Desde nuestro punto de vista personal, ha sido genial conocer a las niñas y su familia. Su fe y determinación han sido tan importantes para superarlas a través de los desafíos que enfrentan. Estamos increíblemente orgullosos de ellas”, dijo Jeelani, el neurocirujano a cargo.

En menos de un año, ambas bebés se sometieron a tres cirugías y se descubrió que sus vasos sanguíneos estaban fusionados. Lamentablemente el caso de la intervención médica a Saca y Marwa es de los pocos que existen en el mundo, porque aunque el Great Ormond Street es uno de los mejores hospitales especializados en estos casos clínicos, las probabilidades de que gemelos craneópagos sean sometidos a cirugía es de una en 10 millones.

La cirugía

Noor ul Owase Jeelani, neurocirujano consultor, y David Dunaway, cirujano craneofacial, fueron quienes liderearon la operación de las bebés. Utilizaron realidad virtual para realizar una réplica exacta de la anatomía craneal de las paquistaníes y así conocieron la posición exacta de sus cerebros.

Con una herramienta de plástico mantuvieron las estructuras de la cabeza separadas y, aunque el cuello de Safa presentó una formación de coágulos con la que transfirió sangre a su hermana, el procedimiento fue un éxito.

El equipo utilizó el hueso colocado en la parte superior de las pequeñas como un expansor de tejido, pero a las pocas horas de haber comenzado la cirugía la frecuencia cardiaca de Marwa bajó poniéndola en riesgo de muerte.

Safa sufrió un derrame cerebral 12 horas después, sin embargo, actualmente ambas se encuentra con Zainab Bibi, su madre de 34 años de edad, quien las acompaña a una fisioterapia diaria mediante la que se espera que en poco tiempo las niñas tengan un sano desarrollo físico.

Suman 8 muertos y 6 heridos en ataque a hotel en Pakistán

Con información de CNN y Agencias

JCG

CARGANDO...