Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Realmente los gatos son menos cariñosos que los perros?

Su lenguaje corporal, independencia y comportamiento nos hacen pensar que son menos empáticos que los perros.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Gato. (Pixabay)

A lo largo del tiempo se ha creído que los perros son mucho más cariñosos y emocionales que los gatos, sin embargo, quienes conviven con estos animales aseguran que estos felinos no tienen ningún problema para relacionarse y mostrar su afecto.

Te recomendamos: ¡Confirmado! Acariciar perros o gatos reduce el estrés

Debido al tipo de domesticación que cada animal experimenta, las relaciones con los seres humanos pueden verse afectadas y, por supuesto, alteradas en cada especie.

Es decir, en el caso de los gatos, estos fueron domesticados hace 10 mil años en Medio Oriente, pero a pesar de que tenían un contacto cercano con los humanos, no dependían de estos para alimentarse.

Eran empleados para proteger los cultivos y extinguir plagas de pequeños roedores, por lo que nuestra relación con ellos fue un poco más distante que la que tuvimos con los perros.

Los perros nos ayudaban a cazar y su lealtad innata, por provenir de familias animales que se mueven en manada, los hacían esperar a compartir el botín con nosotros, así como migrar y recorrer diferentes caminos juntos.

Según información de Karen Hiestran, veterinaria y administradora del International Cat Care:

Los perros y los humanos son muy similares y han vivido juntos por mucho tiempo. De alguna manera, hubo una coevolución. Con los gatos, es mucho más reciente. Vienen de un ancestro solitario que no es una especie social”.

Principales diferencias entre los perros y los gatos

Los gatos son los primeros animales asociales que fueron domesticados. Esto quiere decir que a diferencia de otras especies, estos mantenían un comportamiento en solitario, como el resto de los felinos.

Por eso, al entrar en un vínculo con nosotros encontramos complicado que su comportamiento sea tan apegado como el de un perro.

Con información de BBC