Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Gato ‘gordito’ engaña a aerolínea y viaja como polizón

Víktor, un gato mestizo, no pudo abordar su avión porque pesaba 10 kilos
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Mijaíl y Víktor. (Twitter @khl)

Viktor, un gato ‘gordito’ de diez kilos, engañó a una aerolínea rusa para poder viajar como polizón de Moscú a Vladivostok.

Te recomendamos: Activistas pro-animales se encadenan afuera de Palacio Nacional en CDMX

Al momento de registrarlo, Mijaíl Galin, dueño de Viktor, fue rechazado por las autoridades del aeropuerto, pues el peso de su mascota hacía que rebasara la cantidad indicada para ingresar a la cabina del avión.

La alternativa era que el felino volara junto con el equipaje, algo que Mijaíl rechazó, por lo que este decidió retrasar su vuelo de más de ocho horas de trayecto.

Mijaíl regresó al aeropuerto con una gatita de unos amigos que era más delgada que Viktor. Esta pudo pasar el límite de peso de la aerolínea y en consecuencia abordar el avión en la zona de pasajeros. Después del check-in, Galin cambió a los gatos de nuevo y subió a su vuelo con el suyo.

Una vez que descendieron de la aeronave, Mijaíl compartió su historia en redes sociales y esta se hizo viral con más de 3,400 usuarios interactuando con ella.

Por supuesto el caso llegó a los oídos de la aerolínea, quien se manifestó disgustada por el engaño de Galin.

La sanción le valió a este viajero perder todas sus millas de bonificación y su tarjeta de fidelidad con esta línea de vuelos, sin embargo, muchas otras agencias se han puesto en contacto con él para retomar su historia y hacerla parte de su ideología.

Incluso una compañía de taxis le ofreció puntos para cubrir sus trayectos de viaje junto a Viktor mientras que otras de giro financiero le han propuesto obtener acciones de la aerolínea en la que los amigos viajaron.

Preocupados por la salud de Viktor y Mijaíl, un club de hockey de Vladivostok los invitó a ponerse un poco en forma en sus instalaciones.


Como antecedente de la historia, Víktor pudo viajar en el aeropuerto letón, por lo que la negativa de que viajara con Aeroflot, la aerolinea que le negó el acceso, causó confusión y preocupación en Mijaíl, pues ha estado con su gato desde que este tenía un mes y no podía dejarlo solo junto al equipaje.

Con información de Verne/El País