Cuatro cuidados especiales para tu gato, según la UNAM

Cuatro cuidados especiales para tu gato, según la UNAM

Después del perro, el gato es la segunda especie animal preferida de compañía para el humano. (Getty Images, archivo)

Elegir a la mascota ideal para ti y tu familia conlleva un amplio debate con diversos factores a considerar como lo son personalidad, el tamaño e incluso con tu manera de ser.

En la actualidad, el gato es la segunda especie animal preferida (sólo por detrás del perro) como compañía para el humano.

Si pasaste por este fundamental proceso de elección y tu decisión se centró en esos seres enigmáticos, hábiles, míticos y llenos de ronroneos, te enlistamos cuatro cuidados especiales que recomienda la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM):

1 Revisión médica veterinaria

(Getty Images, archivo)

(Getty Images, archivo)

Los gatos requieren de una revisión médica veterinaria de inicio y posteriormente periódicas para el mantenimiento de su salud. La recomendación para la primera revisión veterinaria de un minino debe ocurrir entre los dos y dos y medio meses de edad, para poder conocer el estatus de su salud, informó la FMVZ en un boletín.

Esto nos permitirá fincar la protección del gato contra enfermedades infecciosas como parásitos, virus y bacterias, pero también para el diagnóstico de otros padecimientos que pueden ser transmitidos de la madre al cachorro, como la leucemia o el sida felino.

Ya en consulta, a la que debes llevarlo en una transportadora, es importante la interacción del propietario con el gato y el veterinario. La mascota no confía en nadie más que en su dueño, para se sienta relajado, confortado y confiado.

2 Vacunación

(Getty Images, archivo)

(Getty Images, archivo)

Debes llevar a tu gato al veterinario periódicamente para su vacunación y así mantenerlo sano.

El veterinario se encargará que el cuadro de vacunación de tu mascota esté completo, para evitar futuras enfermedades.

3 Esterilización

(Getty Images, archivo)

Getty Images

La esterilización, además de un método de salud, también ayuda a controlar la población de mascotas.

El procedimiento es totalmente recomendable y saludable para los animales. “Tanto perros como gatos pueden ser esterilizados a partir de las ocho semanas de edad sin que esto represente alguna clase de riesgo. Incluso, en el caso de gatos, el procedimiento puede realizarse una vez que alcance un peso de 400 gramos”, según una publicación de Fundación UNAM.

4 Seguimiento Médico

(Getty Images, archivo)

Getty Images

La FMVZ recomienda que los gatos asistan al veterinario al menos cada tres meses, es decir, unas cuatro veces al año. En esta batería de consultas, el médico revisará la salud general y el peso del ejemplar.

Los dueños de gatos cada día adquieren una mayor conciencia de que estos pequeños felinos necesitan cuidados especiales, sobre todo de medicina preventiva.

Es importante resaltar que la “independencia” o “autonomía” de los gatos no significa que esta especie no requiera atención veterinaria. Por el contrario, los felinos, al igual que los perros y que cualquier otra mascota, necesitan cuidados especiales e incluso particulares.

Cuando lleves a tu gato al veterinario, no olvides la transportadora, para evitar estrés en el animal y un juguete, para que no se sienta extraño.

Medio siglo después, nace la primera guacamaya roja en México

 

Con información de la FMVZ de la UNAM.

 

RMT

CARGANDO...