Inicio  /  Historias
ARTE Y CULTURA

Fuego: El documental que narra la tragedia del incendio de la Cineteca Nacional de 1982

En tan solo 12 minutos, este corto nos presenta una crónica completa de una de las grandes tragedias culturales en la historia de México

En 1982, la Cineteca Nacional fue el escenario de un incendio que se considera como una de las grandes tragedias para el cine y la historia de nuestro país. Y el documental Fuego: El incendio de la Cineteca Nacional nos narra la dolorosa pérdida del archivo fílmico que fue devorado por las llamas, entre lo que se encontraba material que se filmó el 2 de octubre de 1968 en la Plaza de Tlatelolco.

Te recomendamos: Pedro Infante y sus mejores películas

EL 24 de marzo de 1982, alrededor de las 18:45 horas, detrás de la pantalla de la sala Fernando de Fuentes de la Cineteca Nacional de la Ciudad de México, un feroz flamazo causó terror en los espectadores. Fue el principio del fin de una buena parte de la memoria fílmica de nuestro país.

El fuego no tardó en extenderse a las bóvedas, dónde se encontraban miles de cintas de nitrato de celulosa, un material altamente inflamable, lo que hizo que el incendio arrasara con ellas y se saliera de control .

Los bomberos lucharon por largas horas para poder contener el incendio de la Cineteca Nacional | Foto: Twitter @Bomberos_CDMX

El saldo fue de tres personas muertas, más de seis mil cintas, dos mil 300 guiones, nueve mil libros y obras de arte que fueron consumidas por las llamas. Además, tras arder por 16 horas, fue devastado el edificio de la Cineteca Nacional, localizado en la esquina de Río Churubusco y Calzada de Tlalpan.

Fuego: El incendio de la Cineteca Nacional, es un documental corto, que en tan solo 12 minutos, explica con lujo de detalle las crónica de lo que fue esta tragedia, en un México que se encontraba al borde una crisis económica durante la presidencia de José López Portillo.

Fuego nos da una crónica precisa de los hechos y recapitula a través del material de la época, que  incluye palabras de testigos presenciales y declaraciones de Margarita López Portillo, quien era la encargada de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC). También aparece el Director de la policía de la capital, Arturo Durazo, y los bomberos y policías, quienes no pararon hasta detener el fuego.

Y, una de las grandes preguntas que nos deja este impactante corto es: ¿qué fue lo que pasó? ¿Cómo se pudo evitar esta tragedia? ¿Alguna vez sabremos qué ocurrió? Pero algo queda claro: la Cineteca Nacional fue víctima de la negligencia y el precio que se pagó fue alto, demasiado alto.