Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Fue niña prematura; ahora trabaja en el hospital donde le salvaron la vida

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Fue una bebé prematura; ahora es enfermera en el hospital donde le salvaron la vida. (Foto: @Morning Express/Twitter)

Una mujer fue niña prematura y ahora trabaja en el hospital donde le salvaron la vida.

Tammy Lewis nació tres meses y medio antes del tiempo esperado, pesaba 566 gramos, su probabilidad de supervivencia era de entre cinco y 10 por ciento.

Era la bebe más pequeña del estado de Texas en ese momento. (…) Nací a las 24 semanas. La gestación normal es de 40 semanas, narró Lewis.

La entonces bebé pasó los primeros tres meses y medio de su vida conectada a tubos que la ayudaban a respirar, en la unidad de cuidados intensivos neonatales del ahora llamado Hospital de Niños McLane-Baylor Scott & White, en Texas, Estados Unidos.

34 años después, la mujer trabaja en el área del hospital donde le salvaron la vida.

Quería poder devolverles algo a los pacientes y a las familias que están en la misma situación que había estado yo, explicó la ahora enfermera.

La mujer no se decidía entre una carrera de enseñanza o una de cuidado de la salud, pero se sentía en deuda con quienes la ayudaron a salir adelante.

Esto es a lo que Dios me estaba guiando, dijo.

Desde el 2009 trabaja como terapeuta respiratoria en el área 4 de cuidados intensivos neonatales, donde se presentan los casos de mayor dificultad. Conecta respiradores para procurar la supervivencia de los bebés.

“Cuando trabajo, recuerdo a diario cuán afortunada he sido”, reflexiona.

Lewis tiene dos hijos, de 6 y 3 años, “el más grande de ellos amenazó con ser prematuro a las 37 semanas”, dice.

El hospital donde trabaja tiene un espacio llamado Salón de la esperanza, ahí se resalta la difícil labor que se realiza por los recién nacidos.

Los padres reciben noticias duras y necesitan algo que los ilumine y les ofrezca esperanza. (…) Hay historias exitosas, y yo soy una de ellas.

Quienes trabajan en una unidad de cuidados intensivos neonatales se vuelven como parte de la familia de los menores.

“Son días largos y de mucho trabajo, pero es muy reconfortante verlos crecer”, concluye.

Con información de CNN en Español