15 frases para recordar a Gabriel García Márquez

Recopilamos algunas de las frases más emblemáticas de la obra de este escritor colombiano.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
(Getty Images/archivo)

A lo largo de su obra, Gabriel García Márquez nos ha dejado varias frases inolvidables y llenas de sabiduría.

Te recomendamos: Gabriel García Márquez y su relación con México

Gabriel García Márquez. Premio Nobel de Literatura en 1982 y pieza primordial del Boom Latinoamericano, el ‘Gabo’ dejó una extensa obra donde destacan títulos como Cien años de soledad, El amor en los tiempos del cólera y Crónica de una muerte anunciada.

Para recordarlo, recopilamos algunas de las frases más emblemáticas de su obra, extraídas directamente de sus libros.

“El primer síntoma de la vejez es que uno empieza a parecerse a su padre”.
(Memoria de mis putas tristes).

“Recuerda siempre que lo más importante de un matrimonio no es la felicidad sino la estabilidad”.
(El amor en los tiempos del cólera).

“Es inútil que siga rezando. Hasta Dios se va de vacaciones en agosto”.
(Diecisiete ingleses envenenados).

“Si no le temes a Dios, témele a la sífilis”.
(Vivir para contarla).

“La vida no es lo que uno vivió, sino lo que recuerda, y cómo la recuerda para contarla”
(Vivir para contarla).

Gabriel García Márquez nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, Colombia. (Getty images, archivo)

“El sexo es el consuelo que uno tiene cuando no le alcanza el amor”
(Memorias de mis putas tristes).

“Aprovecha ahora que eres joven para sufrir todo lo que puedas, que estas cosas no duran toda la vida”
(El amor en los tiempos del cólera).

“Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no”.
(El coronel no tiene quien le escriba).

“La vergüenza tiene mala memoria”
(La mala hora)

“El periodismo me enseñó recursos para dar validez a mis historias”.
(El olor de la guayaba)

El escritor colombiano Gabriel García Márquez (Getty Images)

“Las novelas no empiezan como uno quiere sino como ellas quieren”
(Vivir para contarla)

“Los domingos son raros…Es como si los colgaran descuartizados: huelen a animal crudo”.
(La mala hora)

“Es una lástima encontrarse todavía con un suicidio que no sea por amor”.
(El amor en los tiempos del cólera)

“El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad”.
(Cien años de Soledad)

” – Contéstale que sí – le dijo -. Aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no.”
(El amor en los tiempos del cólera)