Descubren cementerio de fetos enterrados contra voluntad de sus madres

El entierro de fetos abortados causa indignación en Italia; el nombre de las mujeres aparece en las cruces
(Imagen: Pxfuel)

En Italia, mujeres descubrieron el cementerio de fetos abortados, que fueron enterrados en contra de la voluntad de las madres. Esto ha despertado la indignación de mujeres que buscan emprender acciones legales en contra de los responsables.

Te recomendamos: Senado analiza iniciativa para que niñas de 12 años puedan abortar sin el consentimiento de padres o tutores

En el cementerio de Prima Porta, cientos de cruces de madera blanca marcan las parcelas del lugar de entierro de fetos abortados. En cada cruz está escrito el nombre de la mujer que interrumpió el embarazo.

Hasta hace poco tiempo, la existencia del cementerio era desconocida para muchas de las mujeres, quienes dicen que no consintieron ni en un entierro ni en ser nombradas. Ahora que lo saben, más de 100 se han unido para emprender acciones legales exigiendo que se identifique a los responsables.

Aborto en Italia

En Italia, donde las mujeres todavía luchan por acceder al aborto cuatro décadas después de que se aprobó la legislación que permite el procedimiento, el descubrimiento del lugar de enterramiento ha provocado una protesta. También ha centrado la atención en docenas de sitios similares en toda Italia, conocidos como “Campos de ángeles” y creados con la participación de asociaciones ultraconservadoras y antiaborto.

Para los opositores, tales cementerios estigmatizan el aborto y socavan las opciones legítimas de las mujeres en un momento en que los grupos conservadores a nivel mundial intentan hacer retroceder los derechos reproductivos ganados hace décadas.

El cementerio de Prima Porta se destaca porque nombra a las mujeres que decidieron interrumpir su embarazo.

En Italia, el aborto dentro de los primeros 90 días de embarazo es aceptado, pero la ley permite la objeción de conciencia entre los profesionales médicos. Siete de cada 10 ginecólogos del país se niegan a realizar el procedimiento, lo que complica el acceso al aborto de las mujeres en algunas zonas.

Buscando a lo responsables

“Pensar que alguien se apropió de su cuerpo, que se realizó un rito, que la enterraron con una cruz y mi nombre, fue como reabrir una herida”, dijo Francesca, una de las muchas mujeres afectadas a la AFP . “Me siento traicionada por las instituciones”.

El grupo Differenza Donna (Mujer Diferencia) dijo que había sido contactado por unas 100 mujeres que se sometieron a abortos en hospitales de la ciudad.

Los activistas están programados para reunirse con el ministro de Salud la próxima semana y han solicitado a la fiscalía que abra una investigación.

El organismo de control de la privacidad de Italia también abrió una investigación sobre la práctica, que por ahora parece ser un procedimiento burocrático que salió mal.

Con información de AFP