Extracción menstrual: qué es y por qué nunca debes hacerlo

El término se utilizó desde 1971, tiempo en que el método se desarrolló en una clínica de asistencia reproductiva

Extracción menstrual: qué es y por qué nunca debes hacerlo

FOTO: Dos mujeres intentaron acelerar su período con una aspiradora. (Getty Images)

El período menstrual normalmente es un inconveniente para las mujeres pues casi nunca llega en buen momento.

Dando por entendido lo anterior, tratar de detener los tiempos de la madre naturaleza con una aspiradora no entraba en ninguna ecuación lógica… hasta hace días.

La noticia se ha hecho viral a través de Twitter.

Una mujer que dice ser una enfermera contó que en apenas una semana ha visto como dos mujeres habían intentado acelerar su período con una aspiradora.

Por supuesto, ocurrió lo lógico, terminaron en urgencias.

Esta mujer ha contado que dos mujeres, de 19 y 23 años de edad, trataron de succionar su sangre menstrual en un intento completamente erróneo por terminar su período de forma temprana. La mujer decía lo siguiente:

“Chicas … Por favor, dejen de usar el mango de la aspiradora para detener su período antes ¡Acabarás succionando mucho más que sangre! Hubo 2 casos de esto en lo que va de semana y ambas mujeres tuvieron que ser admitidas en urgencias. Tan solo … ¡PAREN!”

El tuit se hizo viral y la gente necesitaba saber más. La mujer respondió algunas de las preguntas:

“Usaron el mango para succionar sus períodos con la esperanza de acabarlos antes. Ambas acabaron en shock”

“No sé si fue una Eureka, Dyson, Hoover o alguna marca de Walmart, pero sí … era una aspiradora real”

“[Es] peligroso. Las aspiradoras de hoy son extremadamente poderosas. Podrían haber chupado mucho más que la sangre”

“Tu período tiene un flujo constante propio que, para todos los propósitos, tu cuerpo puede tolerar. Una aspiradora aumenta ese flujo más de 1.000 veces de lo que tu cuerpo no puede tolerar, por tanto, te deja en shock”

Se podría decir, por tanto, que estamos ante un intento de “extracción menstrual” casero, término utilizado desde al menos 1971, momento en que lo desarrollaron miembros de una clínica de asistencia reproductiva antes de que aparecieran las dos activistas feministas Lorraine Rothman y Carol Downer.

Ambas crearon el denominado “Del-Em”, un dispositivo de succión casero, un proceso que involucraba una cánula y una jeringa que bombeaban el contenido del útero directamente de la mujer. Aunque supuestamente para eliminar la sangre menstrual, los kits se popularizaron como una forma de realizar abortos en el hogar.

Los inventores lo minimizaron como un dispositivo de aborto con el fin de evitar problemas legales, en lugar de afirmar que el objetivo principal era chupar la sangre menstrual para que las mujeres pudieran pasar su período de una sola vez, arengando a otras mujeres para que usaran Del-Em para inducir abortos.

Básicamente, fue un método para abortar en una época donde los abortos médicos no eran legales. Sin embargo, una aspiradora eleva el nivel de peligro. Como explicó a Vice la Dra. Shazia Malik, ginecóloga del Hospital de Mujeres y Niños de Portland:

“Podría dañar la superficie de tu vagina, y podrías correr el riesgo de sangrado o infección. Pueden imaginarse los gérmenes en el extremo de la aspiradora y el poder de su succión. Podrías terminar con un trauma genital, o podrías dañar tu cuello uterino y terminar con un dolor insoportable”, concluye.

Con información de Gizmodo y Vice.

LLH

CARGANDO...