Inicio  /  Historias
SALUD

EXO-CD24, el fármaco de Israel que podría combatir al COVID-19

El medicamento fue probado en 30 personas, 29 de ellas tuvieron una mejoría en un periodo de 3 a 5 días

En Israel se diseñó un nuevo medicamento que podría combatir de forma eficaz al COVID-19. Su nombre es EXO-CD24 y en un estudio se demostró que 29 de cada 30 pacientes mejoraron su estado de salud.

Te recomendamos: Tras fiesta, brote de COVID aísla a comunidad de San Juan del Río Choapam, en Oaxaca

El medicamento EXO-CD24 terminó con éxito su fase 1 de ensayo clínico y en los resultados mostró que podría ser uno de los tratamientos más eficientes e innovadores para tratar al SARS-CoV-2.

Según lo informaron sus desarrolladores, la medicina es el resultado de muchos años de investigación del profesor Nadir Arber, quien trabaja para el Centro Médico Tel Aviv. Este dispositivo fue originalmente pensando para pacientes con problemas en el deterioro de su organismo ante enfermedades crónicas.

Hasta ahora el EXO-CD24 ha sido probado en 30 personas con un cuadro crónico de COVID-19 y los resultados mostraron que 29 de ellas tuvieron una mejora importante en un periodo de 3 a 5 días. El paciente número 30 se recuperó después de este lapso.

Lo más innovador de este tratamiento es la forma de su aplicación, pues contrario a otras vacunas se inhala una vez al día durante unos minutos por cinco días.

“El medicamento se basa en exosomas que son y ziculos que se liberan de la membrana celular y que se utilizan para la comunicación inter-celulares. Enriquecemos los exósomos con 24 CD de proteína. Esta proteína se manifiesta a través de la superficie celular y tiene un papel muy conocido e importante en las regulaciones del sistema inmunitario”, informó el Dr. Shiran Shapira, director d el laboratorio del profesor Arber.

Cabe destacar que, como lo señaló el laboratorio en un comunicado, “la unicidad del dispositivo radica en un mecanismo dual que trabaja para retrasar la ruta que lleva a la tormenta inmune y a la secreción de múltiples citoquinas” y a que “el dispositivo se dirige directamente al corazón de la enfermedad en los pulmones, de modo que a diferencia de muchos otros dispositivos en el mundo, que son de función sistemática, EXO-CD24 es local y opera ampliamente careciendo de efectos secundarios“.

Además, este dispositivo se pude producir de forma rápida y eficiente, sin mencionar su bajo costo, el cual sería otro punto a favor en su desarrollo ya que a corto tiempo puede producir un consumo a nivel global.