Inicio  /  Historias
SALUD

¿Existe la llamada “cruda” de cigarro?

Quien haya tenido una noche de fiesta inolvidable, seguramente también tendrá muy presentes los síntomas de náuseas, dolor de cabeza, dificultad al respirar, y otros síntomas de la resaca o la también bien llamada “cruda”.

Pero, ¿qué tienen que ver los cigarros con la resaca? ¿Existe la llamada “cruda” por cigarros? Un equipo de científicos de la Universidad de Brown en Estados Unidos parece haber encontrado la respuesta, y es que aunque hayas tomado dos copas, la resaca podría aparecer si fumaste demasiado.

Damaris Rohsenow, principal investigadora del estudio, afirma que “en una noche de fiesta, las personas que fuman más que los demás, tienen resacas más intensas”, por lo que en pocas palabras “fumar está vinculado a mayor riesgo de resaca en comparación con no fumar en absoluto”.

Los hallazgos de la investigación se basaron en una encuesta en Internet a 113 estudiantes universitarios que registraron sus hábitos de consumo de alcohol y tabaco, y los síntomas de resaca, todos los días durante ocho semanas.

En general, cuando los estudiantes bebían mucho -entre cinco y seis latas de cerveza en una hora-, los que habían fumado más ese día, tenían mayores probabilidades de pasar por la cruda a la mañana siguiente, y sufrían más cuando lo hacían. Sus resacas incluían dolor de cabeza, más cansancio del normal, náuseas y dificultad para concentrarse.

Rohsenow dice que el mecanismo por el cual la resaca aumenta con el consumo de tabaco no está del todo claro, pero de acuerdo con Cancer Research, una publicación especializada, el humo de tabaco contiene acetaldehído, el químico que se forma en los tejidos al tomar alcohol y el responsable de los síntomas desagradables de la resaca.

Por otra parte, Rohsenow dice que otras investigaciones han mostrado que los receptores de nicotina en el cerebro están involucrados en la respuesta subjetiva a la bebida.

Así, fumar y beber aumenta la liberación de dopamina, el químico cerebral que nos hace sentir mejor, y por tanto, el hecho de que alcohol y nicotina vayan acompañados, puede ayudar a entender cómo se incrementa la resaca al consumir alcohol y tabaco al mismo tiempo.

¿Y cuáles son los riesgos de la resaca?

De acuerdo con la investigación, nadie sabe con certeza si la resaca indica algún tipo de daño al cerebro, pero es bien sabido que el hábito de fumar agrava los efectos nocivos en el cerebro causados por los años de consumo excesivo de alcohol.

De esta forma, Rohsenow dice que si los fumadores van a consumir alcohol en exceso por una noche sería prudente reducir los cigarillos. Además, es bien sabido que para evitar la “cruda” es mejor mantenerse hidratados, y evitar las bebidas más oscuras pues estas tienen mayor potencial de resaca.

Con información de Daily Mail.