Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Cómo daña el estrés crónico a tu cerebro y qué hacer para revertirlo?

El estrés crónico puede traer consecuencias graves para tu cerebro, aquí te diremos cómo puedes revertir sus efectos.

El estrés crónico puede traer consecuencias graves para tu cerebro, aquí te diremos cómo puedes revertir sus efectos.

Te recomendamos: 6 hormonas desencadenadas por el estrés y cómo identificarlas

Como es bien sabido, el estrés forma parte de nuestras respuestas biológicas, pero al volverse crónico puede desencadenar complicaciones para nuestra salud que pongan en riesgo nuestro bienestar.

En exceso, el estrés generado por una situación que repentinamente nos saca de nuestra zona de confort puede afectar nuestro cerebro y desencadenar una serie de problemas físicos y psicológicos, como enfermedades cardíacas e incluso la diabetes.

¿Cómo afecta el estrés a nuestro cerebro?

Nuestro cerebro se encuentra protegido por una serie de moléculas circulantes llamada barrera hematoencefálica, la cual se vuelve permeable bajo condiciones de estrés y provoca que las proteínas inflamatorias puedan ingresar a nuestra cabeza.

El hipocampo, por otra parte, es la región que se vuelve particularmente vulnerable a los estímulos de trabajar bajo presión o en situaciones conflictivas, lo que altera nuestra memoria y aprendizaje.

La inflamación derivada del estrés en esta parte del cerebro también puede afectar negativamente los sistemas cerebrales que están relacionados con la motivación y la agilidad mental, mientras que las hormonas como el cortisol o la insulina, producidas bajo una situación estresante, podrían generar trastornos en nuestro estado anímico y ocasionar una contracción en el hipocampo.

La parte química de nuestro cerebro destinada a modular la cognición y el estado de ánimo también estaría alterada por el estrés crónico, debido a que, de nueva cuenta el cortisol, estaría modificando actividades como los patrones de sueño y los ritmos circadianos.

El estrés en situaciones de crisis

Cuando estamos expuestos a una situación que puede detonar rápidamente el estrés en nuestro cerebro, la corteza prefrontal ventromedial puede aumentar los miedos irracionales, pues la cognición emocional de nuestra cabeza se vería afectada por nuestro contexto y afectaría la forma en que procesamos nuestros sentimientos y estímulos.

¿Cómo revertir los efectos del estrés crónico?

Practicar actividades como el ejercicio son fundamentales para reducir los niveles de estrés en nuestro cuerpo, sin mencionar la importancia de una sala alimentación y una dieta balanceada que reduzca alimentos como carbohidratos, grasas y azúcares.

El ejercicio aumenta la neurogénesis en áreas importantes como el hipotálamo, por lo que mejorará nuestro estado de ánimo, cognición y salud física.

Evitar caer en rutinas que desaten nuestro estrés, como rodearnos de entornos conflictivos o situaciones poco favorables para nuestra salud mental es un factor que puede afectar en múltiples formas, por lo que fomentar la sana convivencia con la familia, seres queridos o personas cercanas es una medida que restaurará nuestros niveles de tensión.

El aprendizaje y entrenamiento mental también son alternativas en las cuales enfocar nuestra atención para evitar caer en crisis de ansiedad o estrés crónico, por lo que aprender un nuevo idioma, a tocar un instrumento o fomentar la lectura puede hacer la diferencia entre mantener una vida sana o no.

 

Con información de The Conversation