Éste color no existía en la antigüedad

Éste color no existía en la antigüedad

(Mark Kolbe/Getty Images).

Aunque resulte difícil de creer, no todos los colores eran percibidos por la humanidad en el pasado.

Fotos: Así son las increíbles montañas arcoíris de Perú

De hecho, el último en ser descrito por las antiguas civilizaciones fue el azul. Esto puede parecer extraño e ilógico, si consideramos que ese color está presente en muchos elementos naturales de nuestro planeta.

Varios investigadores coinciden al señalar que el color azul no era ubicado en la antigüedad, o al menos no hay registros de su presencia. Por ejemplo, en La Ilíada y la Odisea Homero describe el cielo de color bronce, que a su vez le daba al mar un tono vino. ¿Acaso el poeta griego era daltónico?

Otra explicación compartida por algunos científicos es que la aparente carencia del color azul en el cielo se debía a que la atmósfera terrestre tenía más metano (CH4), esto habría provocado que los rayos del sol al entrar en la atmósfera produjeran un reflejo bronce o anaranjado-rojizo.

Lo cierto es que en la antigüedad el color azul seguramente estaba presente en piedras preciosas, flores, en el tono de ojos y en algunas formas de vida animal. Por eso, los expertos también hablan de una incapacidad humana para percibirlo.

Como dato anecdótico, cuando Yves Klein patentó el azul intenso (llamado International Klein Blue o Azul Klein), fue considerado como el más bello y místico de los colores.

Con información de Muy Interesante
CARGANDO...