Esposa de “agente secreto” descubre que en realidad era un estafador

esposa-agente-secreto-descubre-fraude-escocia-william-mary

William y Mary con sus dos hijos (Facebook).

Mary Turner Thomson creía estar casada con un “agente secreto” pero luego descubrió que en realidad se trataba de un estafador.

Conoce la nueva modalidad de fraude que usan los estafadores por teléfono

Esta originaria de Edimburgo, Escocia, conoció a su ex marido estadounidense por internet, cuando era madre soltera de un bebé de apenas nueve meses de edad.

“Conocí a William en internet. Era encantador,” recuerda Mary.

“Comenzamos a salir por un tiempo y a las dos semanas más tarde, pidió que nos casáramos. Yo al principio me negué, pero luego nos comprometimos”.

Luego de unas semanas de insistir, Mary se casó con William Allen Jordan, un hombre que decía ser agente secreto de Estados Unidos cuando en realidad era solo un técnico informático con un oscuro secreto.

“Luego de seis meses, nos embarazamos, cosa que era muy rara debido a que él me había dicho que era infértil,” indicó la mujer.

Mary y su marido vivieron en relativa normalidad durante cuatro años y como “el trabajo de él era viajar a diferentes partes del mundo para cumplir misiones”, pasó largas temporadas fuera de casa.

En seis años, el tiempo más largo que pasaron juntos fueron seis días consecutivos.

En realidad, William no pasó ni un minuto cumpliendo misiones, ya que estas eran imaginaria. Lo que hacía en realidad era visitar a sus otras esposas, que eran tres, hasta donde Mary sabe.

Un día, este supuesto agente de la CIA le pide a Mary 200 mil libras esterlinas (más de cinco millones de pesos mexicanos) para “pagarle” a uno de sus enemigos que había jurado asesinarla a ella y a sus hijos en represalia por algo que le había hecho su marido.

Desesperada por evitar convertirse en víctima de este supuesto asesino, la mujer vendió sus cosas y reunió el dinero que William le había pedido.

Hasta ahora, no sabe qué hizo su marido con tanto dinero, pero cree que lo repartió entre sus esposas o hijos, ya que aquel asesino que la había amenazado nunca existió.

En 2006, Mary recibió una llamada telefónica. Era de una mujer que se presentó como “la otra Señora Jordan“.

Ambas se vieron en una cafetería y charlaron por al menos doce horas seguidas sobre William y su supuesto trabajo como agente secreto.

Tras revelar una serie de secretos del estadounidense, Mary le pidió el divorcio y lo denunció ante las autoridades, mismas que lo encarcelaron por posesión ilegal de armas y bigamia, entre otros delitos.

Al recordar lo que sucedió con William, Mary describe su relación como “un gato jugando con un ratón: ‘el gato no tiene emociones o compasión por el ratón; para este es solo un juego de control. Se divierte. William es el depredador y nosotros somos la víctima‘”.

William fue deportado a su país luego de haber cumplido una sentencia de dos años y medio en una cárcel del Reino Unido.

Mary, sin embargo, convirtió su experiencia en un libro llamado “Bigamist”, en el que ofrece detalles de cómo este estafador llegó a manipularla de tal forma que por cuatro años pensó que estaba casada con un agente secreto.

CARGANDO...