Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Errores de los principiantes al conducir

(Fox Photos/Getty Images)

Dicen que la experiencia es la mejor maestra, y esto también aplica a la hora de manejar un auto. Si bien la teoría es muy útil, no es hasta que se comienza a conducir cuando comienza el verdadero aprendizaje.

Un principiante cometerá errores en sus primeras veces frente a un volante, por ello es importante que los conductores novatos los tengan en cuenta, a fin de replicarlos lo menos posible y evitar accidentes.

Algunos de los errores más frecuentes son:

Ignorar los indicadores de medición

Es básico saber para qué son los principales indicadores del tablero, como los de temperatura, aceite y gasolina. Lo mismo ocurre con los mecanismos para abrir la cajuela, el tanque de gasolina o el cofre. Aquí lo recomendable es leer primero el manual del uso.

Poner las dos manos sobre el volante

Resulta esencial tener siempre las dos manos en el volante pues en caso de alguna eventualidad, se puede tener mejor capacidad de reacción y/o control del vehículo.

La mejor posición para colocarlas es a las 3 y a las 9 (si imaginamos el volante como un reloj).

No calcular las dimensiones del carro

Al menos al principio, es útil conocer las dimensiones (largo, ancho y altura) del auto que manejamos. Así será más fácil saber si cebemos en un cajón de estacionamiento o junto a una acera en la calle.

También se recomienda ajustar bien el asiento y usar los tres espejos retrovisores, para tener un mejor control y orientación.

Usar lentes de sol

Si bien el uso de lentes obscuros en días soleados es útil para evitar reflejos incómodos, no es tan recomendable cuando no se tienen dominadas las dimensiones del vehículo pues podemos perder precisión al manejar.

Al estar más  familiarizados con el auto, ya se pueden usar lentes de forma más segura.

 

No saber tomar curvas

Al estar próximos a una curva es importante reducir la velocidad y no esperar a estar en ella para hacerlo. También es importante anticipar nuestros cambios de carril.

No usar  intermitentes ni direccionales

Al empezar a manejar es importantes usar estas luces, tanto a la hora de dar vuelta como al momento de reducir nuestra velocidad abruptamente o al parar en un lugar no apto para ello. Con el tiempo se volverá una costumbre.

Estar al tanto del reglamento

Saber lo que está permitido y prohibido por la Ley de Tránsito, puede evitarnos multas, abusos de la autoridad, accidentes y otros dolores de cabeza.