Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Erika Lust, una directora de cine para adultos, busca que todos disfruten del porno

El objetivo de la cineasta es que la cultura del porno refleje la experiencia de las mujeres
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Erika Lust. (Facebook)

Erika Lust, una directora de cine sueco, busca renovar la industria del cine porno haciendo que este no solo se centre en el goce de los hombres, sino que refleje la experiencia de las mujeres.

Te recomendamos: Mexicanas al grito de guerra: Las mujeres en la Revolución y el Ejército

Después de que en el 2012 ganara su primer Feminist Porn Award con la película Cabaret Desire, la popularidad de Erika Lust comenzó a crecer, por lo que su interés en hacer que las mujeres disfruten del porno tanto como los hombres la puso en la mira del público.

En la actualidad, ella asegura que la oferta de entretenimiento y consumo del cine erótico y porno está enfocada, en su mayoría, en la audiencia masculina, pero además es agresivo con las mujeres y su dignidad.

‘Latina gorda es destruida’, ‘El hijastro que se queda viendo el estiramiento de yoga de su madrastra y luego la folla’ … ¡qué es esto realmente! Esto es cualquier cosa menos sexy, esto te apaga”.

Menciona Lust para la BBC, asegurando que la mayor parte del porno que existe en sitios para adultos representa una sexualidad con la que ella no se identifica y decenas de mujeres tampoco.

Por ello, Erika ha decidido tomar cartas en el asunto y hacer con su propia productora una alternativa que cambie la perspectiva sobre los juegos sexuales y reeduque lo que se ha enseñado sobre las relaciones sexuales.

Hay una gran falta de educación sexual en nuestra sociedad, por lo que, por supuesto, los jóvenes recurren al porno (…) Tienen curiosidad sobre el sexo, quieren aprender sobre el sexo, quieren entender el sexo… así que sí, ven porno”.

Lust administra una tienda en línea que ofrece libros, películas y juguetes sexuales que la ayudan a cumplir sus objetivos, además de ser creadora de la campaña #Changeporn, de la que habló en su TED-talk con el fin de desafiar y cambiar las normativas de este tipo de cine.

Además de que con cortos de cine eróticos creados colectivamente, Erika dio inicio a ‘XConfessions’, una dinámica digital en la que los espectadores de sus cortometrajes pueden dejar confesiones anónimas sobre sus fantasías y deseos sexuales que alimentan al proyecto con diferentes narrativas.

Siendo reconocida desde 2005 por la Barcelona International Erotic Film Festival por su cinta The Good Girl, Erika ha recibido más de 20 premios que reconocen su trabajo y se suman a su causa.

Con información de BBC