Era cazador hasta que se hizo amigo de una venado

Aladino Montes y Bambi, su amiga cierva

(vía El País)

Aladino Montes es un hombre asturiano de 53 años que solía ser cazador hasta que conoció a Bambi en 2013. Entonces, la venado era una cría abandonada, malherida, hambrienta y condenada a la muerte. Afortunadamente Montes decidió recogerla, cuidarla y alimentarla, iniciando un peculiar lazo de amistad entre ambos que ha durado los últimos 4 años.

Aladino Montes y Bambi, su amiga cierva
Aladino y Bambi (vía El País)

Aladino Montes y Bambi, su amiga cierva

“Ya es mi hijita. Damos paseos muy largos, un día marchamos de aquí a las cuatro de la tarde y llegamos a la una de la mañana”, relató el ex-cazador. Bambi sigue viviendo en libertad, pero diariamente desciende de las montañas para visitar a Montes cerca del bar que administra en Les Praeres, en Nava (Asturias).

A pesar de que los venados son animales tímidos y no domesticables, Bambi se deja acariciar, abrazar y besar por el asturiano.

Aladino Montes y su amiga venado, Bambi
En contra de lo esperado, Bambi es cariñosa con Aladino(vía El País)

Aladino Montes y su amiga venado, Bambi

Su relación con el animal ha cambiado la mentalidad de Montes, quien asegura arrepentirse de su pasado como cazador. “Ahora ni se me pasa por la cabeza. Ni aunque me pagues ahora mato un bicho”, comentó conmovido para El País.

Aladino Montes y Bambi, su amiga cierva
Aladino y Bambi, cuando esta aún era una cría (vía El País)

Aladino Montes y Bambi, su amiga cierva

 

 

Vía El País

CARGANDO...