Asesina serial: Enfermera mata a 7 pacientes aplicando altas dosis de insulina

Reta Mays aplicó altas dosis de insulina a los ancianos; resultaron letales.
Reta Mays se declaró culpable de los asesinatos (Foto: Getty)

Reta Mays pasó de ser una amable vecina a una asesina serial, esto después de que ella se declarara culpable de siete cargos de asesinato en segundo grado y otro más de asalto con intención de cometer un asesinato más.

Te recomendamos: Enfermera dispara accidentalmente a compañero con pistola tipo pluma

Mays, de 46 años, era una asistente de enfermería en el Centro Médico VA Louis A. Johnson en Clarksburg, Virginia Occidental. A su cuidado estaban adultos mayores, mismos a los que asesinó aplicándoles altas dosis de insulina, lo cual les provocó una hipoglucemia severa o caída en sus niveles de azúcar en la sangre.

Los homicidios de Reta se llevaron a cabo entre los años 2017 y 2018 mientras cubría su turno nocturno. Sin embargo, los motivos por los que la ex asistente de enfermería cometió los delitos aún no se saben.

La historia de Mays se torna aún más escalofriante al conocerse los detalles de su modus operandi, pues después de aplicar las dosis de insulina, Reta se quedaba a lado de los afectados para verlos morir, señaló uno de los investigadores. Las muertes de los ancianos ocurrían unas horas o incluso semanas después.

Por si fuera poco, cuando los médicos llegaban a ver a los pacientes, la asesina permanecía en la habitación mientras los doctores buscaban contrarrestar los efectos que la propia Mays había generado.

Falla en el sistema

Una de las grandes preguntas que los familiares se hicieron fue: ¿cómo Mays logró asesinar a varias personas de la misma manera? Y para esto sí hay una respuesta.

En primera instancia se puede considerar la imagen que mostraba al exterior, misma que incluso puede ser considerada como ingenua. “Nunca hubiera soñado que ella fuera capaz de hacer algo como esto”,  mencionó Mike Greaver, excompañero de Reta, para el Washington Post (medio que realizó la investigación).

Sin embargo, más allá de su apariencia y formas de actuar, lo que permitió que la asistente lograra realizar los 7 asesinatos prácticamente de la misma forma fue el sistema de software defectuoso del hospital, el cual daba lecturas erráticas de la glucosa de los pacientes, por lo que la atención no era la adecuada.

Tras declararse culpable de los homicidios, las familias de los fallecidos siguen buscando respuestas sobre el porqué Reta los cometió y si bien todavía no hay una respuesta clara, en su audiencia Mays aseguró que toma medicamentos para trastorno de estrés postraumático, lo cual podría ser un indicio para saber el móvil de los asesinatos.

Con información de Washington Post