Osteoporosis, cáncer, diabetes… las enfermedades que previene el consumo de vitamina D

Uno de cada tres mexicanos no tiene niveles adecuados de vitamina D
Prevención de enfermedades, vitamina D, imagen ilustrativa (Pixabay)

Es natural que un nutriente con tantos beneficios al organismo humano como la vitamina D implique enormes riesgos a la salud en caso de deficiencia.

La deficiencia nutricional ocurre cuando el consumo de un nutriente es mucho menor a lo que el cuerpo exige, y en el caso de la vitamina D, se da cuando no dejamos que el cuerpo se exponga lo suficiente a la luz solar o cuando no incluimos en la dieta alimentos como salmón, atún, sardinas, champiñones, leche y huevo.

En México, 1 de cada 3 personas no tiene niveles adecuados de vitamina D. El 20 por ciento tiene insuficiencia y el 10 por ciento es deficiente, datos que deberían prender muchas alertas en materia de salud ya que la vitamina D es una hormona con funciones de suma importancia para el cuerpo.

La consecuencia más común a raíz de la deficiencia de vitamina D es que puede llevar a la pérdida de densidad ósea, aumentando el riesgo de presentar una fractura de hueso en caso de accidente o detona padecimientos como osteopenia y osteoporosis.

La deficiencia severa también conduce a otras enfermedades. En niños puede causar raquitismo, una enfermedad rara que provoca que los huesos se vuelvan blandos y se doblen.

En adultos, la deficiencia severa de la vitamina D conduce a la osteomalacia, padecimiento que causa huesos débiles, dolor en los huesos y debilidad muscular.

Múltiples estudios analizan el posible vínculo de la vitamina D con diversas condiciones médicas entre las que se incluyen diabetes, presión arterial alta, cáncer y enfermedades autoinmunes e inflamatorias como la esclerosis múltiple.

Por estos motivos, la vitamina D es fundamental para evitar que se presenten síntomas graves en caso de contagio de coronavirus. De acuerdo a un estudio de reciente publicación, existe una fuerte correlación entre las poblaciones con bajos niveles de vitamina D y el número de muertes por COVID-19, ya que esta enfermedad tiende a afectar con mayor severidad a pacientes con diabetes e hipertensión.

Los niveles adecuados de vitamina D en el organismo humano deben ser superiores a 30 nanogramos por mililitros (ng/ml), y para ello, es necesaria una ingesta de 1500 a 2000 UI diarias. La deficiencia se manifiesta cuando el nivel es de menos de 20 ng/ml (para saber cuál es tu nivel, es necesaria una prueba de sangre).

En caso de deficiencia, el doctor puede recetar un suplemento de colecalciferol (vitamina D3) para regular los niveles de vitamina D en el organismo, con dosis que alcanzan las 4000 UI por tableta. Consulta a tu médico para que te ayude a tomar tu medida y proceder con el tratamiento pertinente.