Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Encuentran siete tigres bebés congelados al interior de un carro

Un hombre implicado en el hallazgo de los tigres bebés congelados es sospechoso de traficar animales salvajes
Los tigres bebés congelados fueron encontrados en un carro. (AFP)

Un hombre, sospechoso de traficar con animales salvajes, fue detenido tras encontrar siete tigres bebés congelados, al interior de un carro.

Te recomendamos: Los animales víctima del tráfico ilegal

Los cachorros congelados fueron localizados en un vehículo ubicado en un estacionamiento de Hanói, capital de Vietnam, informaron medios locales.

Nguyen Huu Hue, que habría importado ilegalmente animales procedentes del vecino país Laos durante años, fue arrestado el jueves junto a dos personas, según el diario Cong An Nhan Dan.

Hue montó una empresa de venta de materiales de construcción para cubrir el comercio ilegal de tigres y otras especies salvajes”, indicó Cong An Hhan Dan, órgano oficial del ministerio de Seguridad Pública.

El sujeto fue acusado de haber ordenado almacenar tigres en casas de gente pobre, según el diario.

La nota no precisa si los felinos fueron asesinados en el medio natural o si proceden de una de las numerosas granjas ilegales de tigres que hay en Laos, que suplen gran parte de la demanda asiática de carne y de huesos de tigre.

Los siete animales parecían ser bebés, según se observa en las fotografías de la incautación.

Tigres cachorros congelados. (AFP)

Vietnam es un centro de consumo de fauna salvaje y también un punto de paso del tráfico de ésta hacia China, y por allí transitan desde tigres, colmillos de elefante, pasando por pangolines o cuernos de rinoceronte.

La medicina tradicional vietnamita y la industria de la joyería utilizan algunas partes del tigre, cuya población disminuyó enormemente en ese país.

Habitualmente, se hierven sus huesos y se mezclan con un alcohol a base de arroz para producir un elixir que, supuestamente, cura la artrosis y actúa como vigorizante, unas propiedades que los médicos rechazan.

Desde hace un tiempo, Hanói intenta combatir el tráfico de animales, pero los ecologistas consideran que el mercado negro perdura a causa de unos controles fallidos.

Con información de AFP.

RMT