Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Video: Estos fueron los operativos para recapturar al Chapo Guzmán

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Policía que capturó a "El Chapo" seguirá con protección, dice AMLO; en la imagen, la extradición del capo de México a Estados Unidos (AP)

Antes de que Joaquín “El Chapo” Guzmán fuera extraditado a Estados Unidos, se fugó dos veces de dos penales en México y estos fueron los operativos para recapturarlo.

El Chapo Guzmán es el narcotraficante más conocido en México y su fama no solo radica en su capacidad para traficar droga y hacer negocios en el crimen organizado, sino también en la que tiene para idear sus escapes en prisión.

Primera fuga

La primera vez que el líder del Cártel de Sinaloa pisó una cárcel fue en 1993, cuando fue recluido en el penal de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, que actualmente se conoce como El Altiplano.

Desde ese momento, planeaba alguna forma de salir, por lo que a los dos años de su ingreso, las autoridades mexicanas lo trasladaron al penal de Puente Grande, en Jalisco.

En los ocho años que estuvo en ese penal, el Chapo tuvo tiempo suficiente para pensar cómo escapar de la sentencia de 20 años a la que estaba condenado.

En enero de 2001, cuando apenas iniciaba el Gobierno de Vicente Fox, Joaquín Guzmán Loera salió de la cárcel en un carrito de lavandería, escondido entre sábanas sucias, mantas y un colchón

El Chapo fue ayudado por un hombre al que llamaban “el Chito”, un empleado del penal que lo trasladó por los diferentes niveles de la prisión y atravesó por lo menos seis filtros de seguridad, por los que pasó desapercibido.

Por mucho, tres personas sabían del “Escape Perfecto” y contrario a las versiones que se manejaron en esos años, no había autoridades federales involucradas en la fuga.

“El Chito” fue uno de los 71 detenidos como sospechosos de haber ayudado en el escape del Chapo; de todos ellos, es el único que sigue preso. Ha pasado más años encarcelado que el propio capo al que ayudó a escapar.

Tras la fuga, el Chapo pasó 13 años libre, tiempo en el que expandió su red de narcotráfico a cuatro continentes y 54 países.

Su presencia y fortuna creció de tal modo que la revista Forbes lo consideró como uno de los hombres más poderosos del mundo, colocándolo en el lugar 67.

Tras la muerte de Osama Bin Laden, en 2011, el Chapo se convirtió en el delincuente más buscado por el FBI y ofrecían una recompensa de hasta cinco millones de dólares por él.

Terminaron los Gobierno de Vicente Fox y Felipe Calderón y el Chapo seguía libre. Llegó a la Presidencia Enrique Peña Nieto y continuaba prófugo; fue hasta el 2014 cuando por fin fue recapturado.

La madrugada del sábado 22 de febrero de 2014, durante un operativo conjunto entre la DEA y la Marina, el Chapo fue detenido en el condominio Miramar en Mazatlán, Sinaloa.

Un grupo de marinos subió al cuarto piso del edificio, tumbó la puerta del departamento 401 y encontraron al narcotraficante acostado en la cama.

El Chapo fue nuevamente recluido en el penal del Altiplano.

Segunda fuga

Un año, nueve meses y 19 días después de su segunda captura, el narcotraficante se volvió a escapar.

La segunda fuga del Chapo fue espectacular. Las autoridades sabían que el Cártel de Sinaloa construía túneles para pasar droga a Estados Unidos, pero no imaginaron que ese mismo método sería el que Joaquín Guzmán Loera utilizaría para salir, una vez más, de prisión.

El Chapo se fugó por un túnel de 1.5 kilómetros, que iba desde la regadera de su celda hasta una casa cercana al penal.

El día de la fuga, el Chapo estaba acostado en la cama viendo una pequeña televisión, cuando comenzó a escucharse ruido proveniente de la regadera. El narcotraficante se levantó, extendió la cama, y en varias ocasiones se acercó a la regadera.

A las 20:52:14 horas del 11 de julio de 2015, el Chapo se metió al túnel, que tenía todas las condiciones para sobrevivir el tiempo que durara la fuga.

Nadie se percató de esta obra de la ingeniería mexicana, ni siquiera los sensores que detectan movimiento 20 metros por debajo de las cárceles nacionales.

Esta vez, solo pasó unos meses en libertad.

El 8 de enero de 2016, el presidente, Enrique Peña Nieto, anunció que el capo fue recapturado en Sinaloa, durante un operativo llamado “Cisne Negro”.

El operativo fue encabezado por la Unidad de Operaciones Especiales de la Secretaría de Marina (Semar) la madrugada de ese día, en un domicilio ubicado en boulevard Jiquilpan número 1002, en Los Mochis.

El Chapo y su jefe de plaza, Orso Iván Gastélum, salieron por un túnel oculto en la casa, que estaba conectado al drenaje de la ciudad.

Las cámaras de seguridad de la ciudad captaron cuando el Chapo y Gastélum salieron por una alcantarilla, robaron dos vehículos y escaparon en uno de ellos. Cuando viajaban por la carretera los Mochis-Navojoa, fueron interceptados por policías federales y trasladados a un hotel de paso, donde sus seis meses de vacaciones habían terminado.

Con información de Noticieros Televisa.

RMT