Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Esta es la forma correcta de escribir el apodo del Chapo

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Joaquín 'el Chapo' Guzmán está recluido en una prisión de Nueva York. (AP, archivo)

Seguramente has escuchado sobre el juicio contra el narcotraficante mexicano, Joaquín Guzmán Loera, en una Corte de Nueva York, Estados Unidos. Pero, ¿te has preguntado cuál es la forma correcta de escribir su apodo? Aquí te explicamos.

El apodo de Joaquín Guzmán Loera es “el Chapo” y debe ser escrito con el artículo en minúscula y sin necesidad de comillas ni cursiva, señaló la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

En los medios de comunicación se aprecia vacilación respecto a la grafía de este apodo:

Juicio contra El Chapo”, “¿Qué papel jugarán los Zambada en el juicio de ‘El Chapo’ Guzmán?” o “Rechazan el último intento de ‘El Chapo’ Guzmán de posponer su juicio”.

Según las normas de la “Ortografía de la lengua española”, el artículo que precede a los apodos se escribe en minúscula. Esta misma obra señala que, precedido de las preposiciones “a” y “de”, este artículo forma contracción: “al Chapo” y “del Chapo”, no “a el Chapo” ni “de el Chapo”.

Por otra parte, se recuerda que no es necesario destacar esta clase de denominaciones alternativas con comillas ni cursiva, salvo que estas se encuentren entre el nombre de pila y el apellido: “Joaquín ‘Chapo’ Guzmán”. Las comillas desaparecen, en cambio, en “el Chapo Guzmán”, pues el apodo no está entre el nombre de pila y el apellido, sino antepuesto tan solo al apellido.

Así que, en los ejemplos iniciales lo adecuado debería ser:

Juicio contra el Chapo”, “¿Qué papel jugarán los Zambada en el juicio del Chapo Guzmán?” y “Rechazan el último intento del Chapo Guzmán de posponer su juicio”.

La Fundéu BBVA, que trabaja asesorada por la Real Academia Española (RAE) y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture y Prodigioso Volcán.

 

Con información de EFE.

 

RMT