#uber

Dos mujeres son expulsadas de un Uber por besarse

Dos mujeres son expulsadas de un Uber por besarse

Alex Iovine and Emma Pichl/ Facebook

Alex Ivovine y Emma Pichl grabaron una discusión que tuvieron con su conductor de Uber en New York segundos después de que este detuviera el auto y les pidiera que se bajaran del mismo después de verlas besándose en el asiento trasero.

La paraje presentó  una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York, alegando que su conductor de Uber los obligó a salir de su automóvil después de intercambiar un beso. Alex Iovine dice que su conductor reaccionó de manera irracional a la muestra de afecto del asiento trasero.

Iovine y Emma Pichl tomaron el Uber de Pig Beach Gowanus a East Village el sábado cuando Iovine le dio un beso a Pichl. Iovine le dijo al Daily News que el conductor se detuvo después de cruzar el puente de Manhattan y les dijo que salieran del automóvil.

“Mi novia comenzó a reírse”, dijo Iovine al tabloide. “Ella pensó que estaba bromeando … He sido irrespetuoso e inapropiado al mismo tiempo porque estamos en la boca”.

Iovine filmó al conductor Ahmed Elbotari diciéndoles: “Es ilegal”, “Es irrespetuoso” y “No tienes permitido hacer esto”. Una de ellas le dice: “No es ilegal besarse en Nueva York” y lo amenaza: “Vamos a hacer que te despidan”. Elbotari responde: “Me importa una mierda”.

En una entrevista con NBC New York, Iovine admitió que su intercambio “se convirtió en enojo, del  que no estamos orgullosas”, dijo Pichl, ” ahora le diría que si se siente tan incómodo con dos chicas dándose un beso en el asiento trasero, entonces no debería estar un conductor de Uber en la ciudad de Nueva York “.

Elbotari también habló con The News, alegando que la pareja simplemente actuaba de manera desagradable, con uno de ellos forzando al otro a oler su axila, tocar música en voz alta en sus teléfonos, poner los pies en el asiento y por eso  “les pidió que dejaran de besarse y bajaran el volumen de sus teléfonos” e “insistió” en que haría lo mismo por una pareja heterosexual, pero reconoció que tenía menos tolerancia hacia una pareja del mismo sexo”

“Es mi propio coche, no me sentía cómodo con ellos”, dijo.

Además de presentar la queja ante la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad, la pareja informó el incidente a Uber, al igual que Elbotari. La tarifa de $ 22 de la pareja finalmente fue reembolsada a ellos, y la compañía dice que está investigando el incidente.

CARGANDO...