Despiden a directora de escuela por imitar a Paulina Rubio (Video)

El video se hizo viral en redes sociales pero le costó el trabajo a la imitadora
Directora de escuela imita a Paulina Rubio y pierde el empleo. (Foto: YouTube)

El confinamiento en casa con motivo del coronavirus ha llevado a muchos a compartir contenido en redes sociales como TikTok, sin embargo los videos resultantes no son del agrado de todos. Tal fue el caso de la directora de una escuela primaria que perdió su empleo, tras 25 años de servicio, por compartir en su cuenta una imitación de Paulina Rubio como si estuviera bajo el influjo de las drogas.

Te recomendamos: Video: Gianluca Vacchi y Sharon Fonseca revelan el género de su bebe con un helicóptero

Elena Cuétara fue despedida por un video en el que busca imitar el contenido de la “Chica Dorada”, pues aparece con una chaqueta de mezclilla y sombra en los ojos, y sugiere hacer “un preparado que contenga alcohol, agua y bicarbontato”. Además ella no es la que habla, pues su voz es sustituida por una similar a la de Paulina Rubio.

“El 27 de mayo, en plena cuarentena, se me ocurre hacer un video imitando a Paulina Rubio en mal estado. A la semana recibo una llamad de mi jefe informándome que hay un grupo de papás muy molestos porque creen que estoy dando un mensaje inadecuado. Y me dijo que ya no podíamos seguir trabajando juntos”, reveló Cuétara.

Lo que parece haber molestado a los padres de familia fue que en el video “el alcohol” es una botella de una bebida alcohólica y “el bicarbonato” es un polvo blanco muy sospechoso en su mesa.

El video que provocó el despido de la directora es mostrado a continuación.

¿Realmente la exdirectora actúa de manera similar a la cantante? Ustedes juzguen.

¿Será el fin de la carrera de esta tiktoker? Probablemente no. Ya publicó otro video titulado Cómo me quedé sin trabajo por hacer un TikTok en el que relata lo acontecido y su sentir de los últimos días, dice estar tranquila, pensando en qué va a hacer de ahora en adelante.

“Creo que los papás deberían pensar que los maestros también son personas, también tienen derecho a divertirse, a hacer bromas. No hubiera sido lo mismo si en el video yo, personalmente, hubiera estado en mal estado. Esto era un chiste”, argumentó la mujer.

Además agregó que varios padres de la escuela le expresaron su apoyo por redes sociales.

Esta anécdota, aunque curiosa, abre de nueva cuenta el debate de si lo que se comparte en redes sociales pertenece a la vida privada o, por el contrario, forma parte del escrutinio público y, por lo tanto, debe tener consecuencias en lo público.