El tipo de desayuno ideal para bajar de peso

Dicho desayuno fue evaluado en un estudio en el que se reportó una disminución del nivel de glucosa en enfermos de diabetes tipo 2
Un estudio recomienda un tipo de desayuno para bajar de peso. (Foto: Pixabay)

Un estudio científico recomienda un tipo de desayuno que puede ayudar a combatir la obesidad y el nivel de glucosa. No necesariamente tienes que comer menos.

Te recomendamos: Ayuno: más contraproducente de lo que creías

Todo parece indicar que el dicho popular es cierto: “Desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como mendigo”, pues en una investigación publicada en la revista Diabetes Care se señala que un desayuno de alto contenido energético puede contribuir a disminuir de peso, además de reducir el nivel insulina en el cuerpo.

“Este estudio muestra que en un paciente con diabetes tipo 2, tratado con insulina, co una dieta de tres comidas al día que consista en un gran desayuno, una comida promedio y una pequeña cena, tiene efectos positivos y muy rápidos en comparación con la dieta tradicional (…)”, explicó Daniela Jakubowicz, coautora del trabajo y profesora de la Universidad de Tel Aviv.

La revelación más interesante del estudio respaldado por el Ministerio de Salud de Israel es que “la hora del día cuando comes y qué tan frecuentemente comes es más importante que lo que comes y cuantas calorías comes”, dice la experta.

“El metabolismo de nuestro cuerpo cambia a lo largo del día. Una rebanada de pan consumida en el desayuno produce una menor glucosa en respuesta y engorda menos que la misma rebanada consumida en la tarde”.

Para llegar a dicha conclusión, los investigadores analizaron a 11 mujeres y 18 hombres que tienen obesidad y diabetes tipo 2, que son tratados con insulina y que tienen en promedio 69 años de edad. Se les dividió en dos grupos y cada uno llevó una dieta para pérdida de peso diferente: unos tuvieron un desayuno abundante, una comida mediana y cenaron poco; mientras que el otro grupo llevó la dieta tradicional para los diabéticos de seis comidas. Diariamente los científicos monitorearon el nivel de glucosa.

A los tres meses, el primero grupo perdió, en promedio, cinco kilos; y los voluntarios que llevaron la dieta para diabéticos, de hecho, aumentaron 1.4 kilos.

Además, los que llevaron un desayuno abundante reportaron mayores disminuciones del nivel de glucosa en comparación con el segundo grupo.