Ver ahora

Desaparece misteriosamente ‘Salvator Mundi’, la obra más cara del mundo

Salvator Mundi, la obra más cara del mundo. (Getty Images, archivo)

Misteriosamente, “Salvator Mundi”, una pintura de Jesucristo atribuida a Leonardo da Vinci y considerada la más cara del mundo, desapareció. ¡Nadie sabe dónde está!

La obra tendría que estar el Museo de Louvre Abu Dhabi de Emiratos Árabes Unidos.

Pocas pinturas han evocado tanta intriga, ya sea en el mundo del arte o entre las cortes de la realeza del golfo Pérsico. En primer lugar, su autenticidad como creación de Da Vinci fue tema de un intenso debate, según información del The New York Times, diario que considera la desaparición como un “misterio”.

Después, en noviembre de 2017, se convirtió en la pintura más costosa jamás vendida en una subasta, al obtener 450.3 millones de dólares de un postor anónimo, que resultó ser aliado cercano y posible representante del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, gobernante de Arabia Saudita.

El caso es que ahora, ¡nadie sabe dónde está Salvator Mundi!

Casi un mes después de haber sido subastada la obra, el departamento de Cultura de Abu Dhabi anunció que había adquirido Salvator Mundi para exhibirla en el Louvre de la capital de Emiratos Árabes Unidos, pero la develación de la pintura, planeada para septiembre de 2018, se canceló sin explicación alguna.

El personal del Louvre Abu Dhabi aseguran que no saben dónde está la pintura, según The New York Times.

El Museo Louvre de París, Francia, tampoco sabe dónde está la obra; sin embargo, los funcionarios del Gobierno francés, propietario del Louvre, están deseosos de incluir Salvator Mundi en una exposición histórica a finales de este año, para celebrar el aniversario luctuoso número 500 de Da Vinci y dicen que aún tienen la esperanza de que la pintura aparezca.

Por esta misteriosa desaparición, algunos expertos en Leonardo da Vinci están alarmados por la incertidumbre respecto de la ubicación y el futuro de la pintura, sobre todo después del anuncio de Abu Dhabi de que la pintura sería expuesta al público.

Como no ha sido claro cómo Abu Dhabi adquirió la pintura, se especula que el príncipe heredero Mohamed bin Salmán quizá decidió quedarse la obra.

Con información de The New York Times.

RMT