Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Debilitamiento de campo magnético terrestre inquieta a expertos

Entre los cambios más graves que se han registrado estaría la posibilidad de que el Atlántico Sur se dividiera en dos
Captura de pantalla del video compartido por la ESA sobre el debilitamiento del campo magnético terrestre. (YouTube/ESA)

El campo magnético terrestre se está debilitando y esto alerta a expertos del mundo por los posibles efectos que tendría este fenómeno para los seres vivos en todo el planeta.

Te recomendamos: NASA retrasa recolección de muestras de asteroide Bennu por coronavirus

Un extraño comportamiento que desconcierta a geofísicos del mundo está provocando perturbaciones técnicas en los satélites que orbitan la Tierra.

Gracias a los datos ofrecidos por la constelación Swarm de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), los expertos pueden basar sus estudios para comprender lo que sucede en la “anomalía del Atlántico Sur”, como se determina a esta región.

El campo magnético terrrestre es fundamental para la vida en el planeta, pues nos protege de la radiación cósmica y de las partículas cargadas procedentes del Sol.

Es generado, en gran medida por el océano de hierro fundido supercaliente y turbulento del núcleo exterior de la Tierra, el cual se encuentra a unos 3,000 km bajo la superficie.

El cambio de este campo es constante y no es estático, sin embargo estudios recientes han demostrado que la posición de, por ejemplo el polo norte magnético, cambia a una cierta velocidad.

Desde hace 200 años el campo magnético ha perdido el 9% de su fuerza, y en esta anomalía afectaría directamente a las zonas de África y Sudamérica.

En los últimos cinco años un segundo centro de intensidad mínima al suroeste de África ha surgido, lo que podría suponer que el Atlántico Sur podría comenzar a dividirse en dos.

“El campo magnético terrestre suele representarse como una potente barra dipolar en el centro del planeta, inclinada unos 11° con respecto al eje de rotación. No obstante, el crecimiento de la anomalía del Atlántico Sur indica que los procesos involucrados en la generación del campo son mucho más complejo” señala la ESA sobre lo que podría suponer un nuevo reto para nuestro planeta y sus habitantes.

¿Qué son los satélites Swarm?

Los satélites Swarm de la ESA son una constelación artificial que hace posible entender mejor esta anomalía, pues están diseñados para identificar y medir con precisión las distintas señales magnéticas de nuestro campo.

“El nuevo mínimo oriental de la anomalía del Atlántico Sur lleva una década formándose, aunque en los últimos años se ha acelerado su desarrollo. Tenemos mucha suerte de contar con los satélites Swarm para investigar la evolución de esta anomalía. El reto ahora es entender los procesos en el núcleo terrestre que provocan estos cambios”, señaló Jürgen Matzka, del Centro Alemán de Investigación de Geociencias.

Si bien la anomalía del Atlántico Sur no es motivo de alarma, “es más probable que los satélites y otras naves que sobrevuelen la zona experimenten fallos técnicos, dada la mayor debilidad del campo magnético en esa región” apuntó la Agencia Espacial Europea.

Con información de ESA