#MéxicoDecide

¿De qué sirven los debates presidenciales en México?

Debate- presidencial-2018-mexico-fecha-hora-debates-primer-Portada-Candidatos

Este domingo, 22 de abril, tendremos el primer debate presidencial de la contienda electoral del 2018. Con Andrés Manuel López Obrador liderando las encuestas, Ricardo Anaya y José Antonio Meade peleando por el segundo lugar y dos candidatos independientes, este debate ha levantado muchas expectativas.

Leer más: Primer debate presidencial 2018 en vivo; fecha y hora de la transmisión

¿Pero qué tanto importan los debates? ¿Pueden en verdad cambiar las preferencias electorales? ¿Cómo han impactado, históricamente, en la preferencia de los votantes mexicanos?

Una historia sin sobresaltos

En la historia de México han habido solamente siete debates entre contendientes a la presidencia de la república. Y, en realidad, sólo el primer debate tuvo un impacto significativo en las encuestas.

Claro, las circunstancias de ese primer debate eran excepcionales: era 1994, México estaba en los albores de una gran crisis económica, se sentían vientos de cambio y el candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio, acababa de ser asesinado en un acto público.

Al debate fueron su reemplazante, Luis Ernesto Zedillo por el PRI, Diego Fernández de Cevallos por el PAN y Cuauhtémoc Cárdenas por el PRD. En este debate, el resultado fue evidente: la ferocidad polémica del discurso de Fernández de Cevallos lo llevó a repuntar 14% en las encuestas quitándole un 8% de las preferencias al PRI y un 6% al PRD.

Por el momento político en México, éste fue también uno de los debates más vistos en la historia de la política mexicana.

De-que-sirven-debates-presidenciales-mexico-debate-presidencial-6

Seis años después, en el 2000, el momento político de México era también excepcional: por primera vez un candidato parecía tener oportunidad real de hacer una transición de poderes histórica. En esta coyuntura, Vicente Fox estaba ansioso por debatir contra sus contrincantes inmediatos, Cuauhtémoc Cárdenas y Francisco Labastida. Si recuerdan bien, fue esa la época de la infame insistencia: “¡Hoy, hoy, hoy!”…

En el primero de los dos debates del 2000, que se dio -como en 1994- en el Museo Tecnológico de la Comisión Nacional de Electricidad en Chapultepec, el claro ganador fue Vicente Fox. Pero con este debate y con el que sucedió un mes después, las preferencias electorales no se movieron mucho: Labastida perdió un 2.5%, Cárdenas ganó un 2.6% y Fox apenas subió un 0.3%.

Al final, Vicente Fox ganó las elecciones por un margen de 7 puntos porcentuales.

De-que-sirven-debates-presidenciales-mexico-debate-presidencial-2

En 2006, el primer debate se dio entre cuatro candidatos sin la presencia de Andrés Manuel López Obrador (un error histórico que él mismo admitió). Los otros candidatos, Roberto Campa, Felipe Calderón, Roberto Madrazo y Patricia Mercado tuvieron un primer debate en el WTC. Para el segundo debate ya se unió López Obrador y terminó su participación con el destape del caso “Hildebrando” que dañó a Felipe Calderón.

Sin embargo, Calderón repuntó en las encuestas y terminó ganando por un margen mínimo las elecciones.

Finalmente, en 2012, los dos debates se dieron entre Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto, Gabriel Quadri y Josefina Vázquez Mota. A pesar de que las encuestas daban como ganadora de los debates a Vázquez Mota, las encuestas siguieron favoreciendo a Peña Nieto (que tenía una ventaja de 20 puntos porcentuales) y a López Obrador que se afianzó el segundo lugar.

Considerando esta historia, ¿de qué sirven los debates presidenciales en México?

De-que-sirven-debates-presidenciales-mexico-debate-presidencial-1

La importancia de los debates

Hace seis años, los debates causaron polémica por el lugar que les dieron las televisoras públicas de México. Nació, en respuesta, una cohesión de las redes sociales que aumentaron su importancia política en México. Ahí nació, por ejemplo, el #YoSoy132.

A pesar de que los debates no influyen en las tendencias de las encuestas, a pesar de que en México como en el mundo, rara vez sirven para revertir claras tendencias electorales, los debates tienen otra importancia para el ejercicio democrático. Porque, en realidad, es el lugar privilegiado en el que una gran parte de la población se entera de las propuestas de los candidatos: el 98.3% de los hogares mexicanos tienen una televisión en casa.

El ejercicio no es, entonces, futil.

De-que-sirven-debates-presidenciales-mexico-debate-presidencial-4

Un modelo extranjero

En 1962, el Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos se sentó frente al presidente Kennedy para proponer una medida drástica. Ante el descubrimiento de misiles nucleares soviéticos en Cuba, los militares en el gobierno del joven presidente recomendaron una respuesta militar directa. De haber aceptado este consejo, Kennedy hubiera desatado, posiblemente, una guerra nuclear. No lo aceptó.

¿Qué hubiera pasado si Estados Unidos hubiera tenido un presidente diferente? Se dice que Nixon era mucho más propenso a aceptar consejos de los militares: así, de haber ganado la elección, la crisis de los misiles cubanos hubiera podido representar el preludio a una guerra sin parangón. Pero en la recta final de las elecciones sucedió algo que nadie había previsto: por primera vez en la historia, se televisó un debate presidencial.

En el encuentro, Kennedy, vigoroso y bronceado, mostró una nueva cara de lozanía y fuerza frente al semblante pálido y desencajado de un Nixon enfermizo. Y eso influyó considerablemente en el público estadounidense.

Tal vez este debate no nos vaya a salvar del apocalipsis nuclear, tal vez no cambie la clara ventaja electoral del candidato puntero, pero sigue siendo importante para fortalecer los vínculos entre los ciudadanos y los contendientes a un cargo de elección popular.

Leer más: ¿Qué tanto afectan los debates las elecciones en Estados Unidos?

CARGANDO...