Inicio  /  Historias
ECONOMíA

¿Dar propina a los meseros es obligatorio?

¿Cómo y en qué porcentajes se dividen las propinas?

Como es sabido, algunos restaurantes exigen a sus clientes aportar un porcentaje de la cuenta a sus propinas, sin embargo ¿esto está permitido?

Te recomendamos: Contra la pérdida de memoria, dieta 

En México las propinas son una forma de agradecer a los meseros por sus servicios ofrecidos durante la estancia en un restaurante. Esta cantidad, que suele ser el 10 por ciento de la cuenta atendida, se reparte entre el resto de los trabajadores al terminar la jornada laboral para un reparto equitativo.

A pesar de que esta práctica es muy común, la Ley Federal del Trabajo señala, en el artículo 346, que las propinas de quienes trabajan en un restaurante son parte de su sueldo y no deben ser retenidas por sus jefes.

En el artículo 347, por otra parte, se regula que si no se establece un porcentaje sobre las consumiciones, los involucrados deben precisar un aumento al salario de base para cubrir el pago de cualquier compensación o prestación que deban hacer los trabajadores.

Propinas e impuestos

Según el Servicio de Administración Tributaria (SAT), siempre se ha considerado que estas recompensas sean parte del servicio de los empleados, de modo que las gratificaciones que reciban quienes se desempeñen en puestos de bares, hoteles, centros de comida u otros espacios, corresponden a su sueldo.

El empleador, por tanto, debe tomar las cifras y calcularlas sobre el salario para hacer las retenciones correspondientes del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

¿Cómo se divide la propina entre los trabajadores?

Por ahora no existe una norma clara para esta distribución y por ello cada negocio suele emplear un sistema distinto, sin embargo lo más común es que la repartición quede organizada de la siguiente manera:

  • 2.5% para la cocina
  • 2% para la barra de bebidas
  • 1.2% para el personal de piso
  • 4.3% para quien atendió la mesa