Inicio  /  Historias
ECOLOGíA

¿Cuándo y dónde ver en vivo la investigación “Tulum: un paraíso ilegal”?

La investigación periodística será transmitida a través VIX

En los últimos 13 años, el desarrollo inmobiliario en Tulum, Quintana Roo, creció casi 5,000%; se construyeron residencias de lujo, hoteles de más de mil habitaciones, residencias de lujo, restaurantes y campos de golf. Sin embargo esta transformación fue a expensas de que empresarios, funcionarios públicos y líderes ejidales propicien la destrucción selvas y dunas, así como de la barrera de manglares y arrecifes más importante de nuestro país. Esta problemática medioambiental es detallada en la investigación de N+Focus, Tulum: un paraíso ilegal; a continuación te damos los detalles, cuándo y dónde verla.

¿Por qué ver la investigación ‘Tulum: un paraíso ilegal’?

Tulum es hogar de un Santuario de la Tortuga Marina, importante para la admiración de dos especies, la tortuga blanca y la tortuga caguama. Es un ejemplo de las áreas de gran importancia ecológica que se ven amenazadas por el boom inmobiliario ligado a empresarios y a actores políticos concretos que se han perpetuado en el poder a través de colaboradores desde 2009.

¿A qué hora y dónde ver ‘Tulum: un paraíso ilegal’?

Para conocer más acerca de esta situación que vulnera el medio ambiente de nuestro país, sintoniza la investigación de N+Focus, Tulum: un paraíso ilegal el martes 17 a las 9:00 p.m. por N+Media en VIX.

La problemática en Tulum por el boom inmobiliario

De 2015 a lo que va de 2022, se han autorizado 2,295 licencias de construcción a particulares. Tan solo, durante 2019, se otorgaron 1,268 licencias. Son estadísticas que contrastan con el hecho de que existen casi 300 denuncias por delitos medioambientales contra 200 empresas pero solo el 5% llegan ante un juez.

Descubre más webstories en N+

El acelerado desarrollo inmobiliario de Tulum responde a la entrega discrecional de permisos sin que haya una entrega equivalente de manifestaciones de impacto ambiental, además de otras prácticas de corrupción, como los sobornos a funcionarios.

Por supuesto, el daño ambiental tiene un impacto patente e inmediato en la vida de los lugareños. El 90% de las concesiones de agua son para desarrollo inmobiliarios y hoteles de lujo; el agua es destinada a las necesidades de campos de golf, albercas y desarrollos residenciales; lo que deja a los propios tolumneses sin acceso al agua.

“Se empezaron a hacer edificios grandes y fue cuando ya empezaron a hacer los hoteles, ya el agua se empezó a contaminar. El color del agua sale como amarillo, es un olor como cuando uno va al baño. Somos varios, no somos todos pero somos varios a los que nos sale el agua así”, explica Mirna Ávila, residente de Tulúm, quien asegura que, a consecuencia del agua, la gente del lugar empezó a presentar padecimientos en la piel.