Critican a Neymar por haber organizado presunta fiesta con 150 invitados

La estrella brasileña del PSG habría planeado una "macabra fiesta" que durará hasta el año nuevo
(Imagen: Getty)

Neymar ha sido acusado de organizar una fiesta de 150 invitados. Supuestamente, la estrella de Brasil y del PSG planea que la fiesta se extienda hasta el año nuevo.

Te recomendamos: Bolsonaro asegura que la mejor vacuna contra COVID-19 es el propio virus

Medio de Brasil llamaron a la fiesta organizada por Neymar como “Neymarpalooza”. Según los reportes, el pasado sábado 26 de diciembre, en una mansión en Mangaratiba, en las playas de Río de Janeiro, arrancó esta masiva reunión.

Trascendió que el plan es que la fiesta dure cinco días, por lo que se extendería hasta el año nuevo.

Neymar ha sido ampliamente criticado por ello, al punto que han llamado “una fiesta macabra” al evento organizado por el astro brasileño.

“Organizar una fiesta así es … el insulto más abominable, es una afrenta a 190 mil familias en duelo, es bailar música funk en el cadáver hasta la tumba, es burlarse de los profesionales de la salud que trabajan en condiciones peligrosas para controlar el COVID-19,” manifestó Juca Kfouri, un reconocido columnista de fútbol del país amazónico.

Los organizadores el evento, Agência Fábrica, parece que conformaron la fiesta de Neymar. Aclararon que serán 150 invitados en lugar de los 500 que se reportaron y aseguran que se están apegando en todas las medidas de seguridad establecidas por las entidades del gobierno.

COVID-19 en Brasil

De acuerdo con el mapa de la Universidad John Hopkins, Brasil es el tercer país con más casos de coronavirus que causa COVID-19. Los más de siete millones de contagios colocan al gigante sudamericano sólo por detrás de Estados y la India.

El presidente, Jair Bolsonaro, ha sido ampliamente criticado por el manejo que ha tenido de la pandemia. A pesar de haber contraído COVID-19, el mandatario brasileño no ha impuesto medidas más restrictivas para intentar contener la propagación.

Con información de The Guardian