Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Crean en Saltillo las ‘Peyoteconchas’ y Conchas de mazapán

No incluyen las propiedades alucinógenas del peyote, pero se han convertido en uno de los productos favoritos de 'La Casita del Pan'
'Peyoteconcha' de 'La Casita del Pan'. (Captura de pantalla/La Vanguardia)

Aunque ya hemos oído hablar de las manteconchas, ‘mantemuerto’ y donchas, ahora en Saltillo han surgido nuevas sorpresas gastronómicas con la invención de las Conchas de mazapán y las ‘Peyoteconchas‘.

Te recomendamos: Manteconcha, la creación queretana que causa furor en redes sociales

Estos tipos de pan se basan en la forma de las tradicionales conchas dulces, pero fusionadas con el sabor del mazapán de cacahuate y la forma de la planta del peyote.

No incluyen las propiedades alucinógenas de la cactácea ancestral, pero se han convertido en uno de los productos favoritos de ‘La Casita del Pan’, la panadería donde fueron creadas.

Las Peyoteconchas. (Facebook/Martín García)

Cada pieza tiene un costo aproximado de entre nueve y ocho pesos, y pese a que la ‘Peyoteconcha’ es originaria de Real de Catorce, en Saltillo decidieron homenajearla.

¿Cómo se preparan?

En el caso de las Conchas de mazapán, el dulce se muele junto a la masa del pan, o bien, se espolvorea por encima de este.

Las ‘Peyoteconchas’ solo retoman la forma de la planta de peyote en su decoración y tienen un sabor a vainilla, lo que resulta una delicia gastronómica para los amantes del pan dulce.

Conchas de mazapán. (Captura de pantalla/La Vanguardia)

¿Qué tipo de pan se emplea?

Para la creación de las Conchas de mazapán y las ‘Peyoteconchas’ los clientes pueden encontrar pan dulce, salado y hasta vegano, pues ‘La Casita del Pan’ es proveedora de diversos locales y tiene una amplia gama de productos.

De acuerdo con el dueño de la panadería, Jesús Iván Ortiz Cazares, estos panes se han convertido en todo un éxito, pues la gente suele llevarse una pieza y volver hasta por diez.

“Nos gusta innovar, salir un poquito de lo tradicional y ponerle un toquecito de nosotros, de “La Casita del Pan”, mencionó Ortiz para La Vanguardia.

Los orígenes de Jesús y ‘La Casita del Pan’

Jesús aprendió el oficio de panadero en la zona de Tlatelolco en la Ciudad de México. A partir de ahí se dio cuenta que hacer pan era una verdadera pasión que decidió llevar a Saltillo, su lugar de origen.

Con el tiempo comenzó a innovar en sus creaciones y pudo poner su propio negocio en el Centro de Saltillo, desde donde hoy crea las deliciosas ‘Peyoteconchas’ y Conchas de mazapán entre otros tipos de productos.

Para visitarlo puedes acudir a la calle Ateneo #1259 entre La Llave y La Fragua, o comunicarte al 844 480 38 07.

 

Con información de La Vanguardia