Bill Gates y la OMS fueron hackeados por extremistas que creen que el coronavirus fue su creación

Cerca de 25 mil correos y contraseñas de autoridades de salud fueron compartidos en foros de extrema derecha
Bill Gates y Tedros Adhanom, director general de la OMS (Via Faceook)

Hackers filtraron alrededor de 25 mil direcciones de correo electrónico, acompañadas por sus respectivas contraseñas, que presuntamente pertenecen al personal de organizaciones que combaten la pandemia de coronavirus/COVID-19. Entre las instituciones acosadas destacan la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Gates y los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), entre otras.

Te recomendamos: En Indonesia ‘encerrarán’ en casas embrujadas a quienes rompan el aislamiento social

De acuerdo a SITE -grupo de inteligencia cibernética que sigue las actividades de grupos extremistas en línea- las direcciones y las contraseñas fueron compartidas entre el domingo y el lunes en diversos foros, como 4chan, donde tienen difusión múltiples publicaciones de odio y teorías de conspiración. La lista también fue compartida en Twitter y en canales de Telegram frecuentados por usuarios de extrema derecha.

Entre las más populares teorías -mismas que han sido desmentidas una y otra vez– figura la de Bill Gates como creador del coronavirus (SARS-CoV-2). Una vez que la pandemia tenga sometido al mundo, plantea esta inverosímil teoría, su fundación reaparecerá con una vacuna que implantaría un microchip debajo de la piel. De tal forma, la Fundación Gates tendría la capacidad de rastrear a buena parte del planeta.

“Grupos neonazis y supremacistas blancos aprovecharon las listas [de direcciones filtradas] y las publicaron agresivamente en sus sitios”, dijo Rita Katz, directora ejecutiva de SITE, al Washington Post.

“Utilizando los datos, los activistas de extrema derecha estaban exhortando a sus seguidores a realizar una campaña de acoso mientras compartían teorías de conspiración sobre la pandemia de coronavirus. La distribución de estas supuestas direcciones de correo electrónico fue solo una pieza más de una iniciativa que lleva a mesas en la extrema derecha a politizar la pandemia de covid-19″.

A pesar de la filtración, es muy poco probable que estos sujetos puedan causar algún daño. Esto se debe al hecho de que varias agencias federales emplean un sistema de verificación de identidad de varios filtros, por lo que tener acceso a una contraseña puede que no sea suficiente.

SITE reveló en qué capacidad fueron afectadas las instituciones de salud. En primer lugar, las NIH, con 9,938 direcciones; los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), con 6,857; el Banco Mundial, con 5,120; la OMS, con 2732. Organizaciones privadas, como la Fundación Gates, fueron golpeadas en menor medida.

NIH emitió el siguiente comunicado:

“Siempre estamos trabajando para garantizar una seguridad cibernética óptima para NIH y tomar las medidas adecuadas para abordar las amenazas o inquietudes. No hacemos comentarios sobre cuestiones específicas de ciberseguridad, ya que dicha información podría utilizarse para realizar actividades maliciosas”.

Twitter se comprometió a censurar la lista de direcciones filtradas y a sancionar las cuentas que difundan información privada.

Desde que el presidente Donald Trump acusó a la OMS de encubrir al gobierno chino en su intento por contener los primeros brotes de COVID-19, las críticas contra la OMS han subido de tono en medios de comunicación como Fox News y Breitbart.

A pesar del llamado de Tedros Adhanom, director de la OMS, a no politizar la emergencia sanitaria, manifestantes en Estados Unidos y en otros países han tomado las calles para protestar contra las medidas de aislamiento.

La mayor parte de estas voces de protesta pertenecen a grupos de derecha y derecha extrema que confunden un asunto de salud pública como si fuera un ataque a sus libertades individuales.